Lo más visto

Niño Asperger, no “raro”

A veces etiquetados como “raros” o “extraños”, los niños con síndrome de Asperger responden a características de un trastorno del desarrollo.
Enlace copiado
Niño Asperger, no “raro”

Niño Asperger, no “raro”

Niño Asperger, no “raro”

Niño Asperger, no “raro”

Enlace copiado
El síndrome de Asperger (SA) se define como un trastorno del desarrollo que forma parte de los trastornos del espectro autista. El SA genera que los pequeños tengan dificultad para relacionarse con otros niños de su edad o con adultos, pero también que no tengan la capacidad de empatizar o de comprender lo que los demás sienten o piensan. Además, tienen otras peculiares características que los hacen acreedores, en ocasiones, de ser llamados “raros”. Las características se comienzan a hacer más notorias a partir de los dos o tres años de edad.

Según la Real Academia Española, la palabra “raro” significa “que se comporta de un modo inhabitual” y, en efecto, estos niños pueden no comportarse como socialmente se acostumbra, aunque no son “raros”, porque esta etiqueta lleva un grado peyorativo, ya que su comportamiento obedece a un trastorno.

Para la psicóloga Alejandra Rivera, “los niños Asperger ven el mundo diferente, a ellos se les dificulta la empatía, no entienden bromas y por estas características son presa del acoso escolar”. Para evitar especialmente lo último y que sean marginados tanto por su familia como en la escuela, surge la necesidad de hablar sobre el SA.

El síndrome es más común de lo que podría pensarse, de tres a siete de cada 1,000 nacidos vivos son Asperger, según la Federación Asperger de España. Para la especialista, el desconocimiento del síndrome provoca a veces que algunos pequeños sean diagnosticados con otros tipos de síndrome o trastorno, como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Los niños Asperger suelen interesarse en determinados temas. “Pueden llegar a ser especialistas en el tema que les interesa, pueden ser mapas, dinosaurios, enciclopedias, autos”, comentó Rivera.

Una vez diagnosticados con este síndrome, el tratamiento incluye mejorar la organización sensorial, el lenguaje y el ámbito social. El énfasis en cada área depende de cada caso, aseguró la psicóloga.

De dónde proviene el nombre

El síndrome de Asperger fue llamado así debido al trabajo realizado por Hans Asperger, un psiquiatra y pediatra de Austria. Asperger describió en un trabajo original a cuatro niños con edades de entre seis y 11 años que presentaban como característica común una marcada discapacidad por dificultades en la interacción social, e introdujo el concepto de psicopatía autista, en la actualidad denominado síndrome de Asperger. La investigación quedó relegada por un espacio de 30 años, hasta que Lorna Wing, psiquiatra inglesa, utilizó el término síndrome de Asperger en un trabajo publicado en 1981.

Tags:

  • sindrome de asperger
  • trastorno
  • ser padres
  • hijos
  • interaccion

Lee también

Comentarios