Niños y adolescentes deprimidos

El comportamiento de los niños y adolescentes deprimidos es diferente al comportamiento de los adultos deprimidos.
Enlace copiado
Niños y adolescentes deprimidos

Niños y adolescentes deprimidos

Niños y adolescentes deprimidos

Niños y adolescentes deprimidos

Enlace copiado
No solamente los adultos se deprimen. Los niños y los adolescentes pueden sufrir también de depresión. La depresión se considera como una enfermedad cuando la condición depresiva no es pasajera, sino que persiste en el tiempo.

Aproximadamente el 5 % de los niños y adolescentes de la población general padece de depresión severa. Los niños que viven con mucha tensión, que han experimentado una pérdida de algún familiar, o que tienen desórdenes de la atención, del aprendizaje o de la conducta corren mayor riesgo de sufrir depresiones.

En la actualidad hay dos causas que ganan cada vez más peso; una es el acoso escolar, o “bullying”, y la otra es el sentirse poco adecuado a los cánones imperantes referentes a moda, belleza, materialismo, etcétera y a los que en particular los adolescentes son tan susceptibles. El comportamiento de los niños y adolescentes deprimidos es diferente al comportamiento de los adultos deprimidos. Los especialistas recomiendan a los padres que estén atentos a estos síntomas que pueden presentar sus hijos:

Tristeza persistente, pérdida de interés en sus actividades favoritas, aumento en la actividad o irritabilidad, quejas frecuentes de enfermedades físicas tales como dolor de cabeza o dolor de estómago, rechazo a acudir al centro escolar con excusas varias.

Ausencias frecuentes de la escuela y deterioro en el rendimiento académico, entre otras.

El diagnóstico y el tratamiento temprano de la depresión es esencial para los niños deprimidos. Por ello, ante cualquier síntoma, es recomendable consultar con un especialista.

Tags:

  • padres
  • hijos
  • niños
  • adolescentes
  • depresión
  • educar
  • síntomas

Lee también

Comentarios

Newsletter