No deje que su peso aumente con la edad

Uno de los mayores retos que se enfrentan en el cuidado de la salud es no dejar que el peso aumente a medida que pasan los años. Y es que está comprobado que a partir de los 30 años el metabolismo empieza a disminuir, es decir, que el organismo se vuelve más lento para quemar calorías.
Enlace copiado
No deje que su peso aumente con la edad

No deje que su peso aumente con la edad

No deje que su peso aumente con la edad

No deje que su peso aumente con la edad

Enlace copiado
No le extrañe por tanto que después de muchos años de estarse manteniendo con un peso estable, comience a notar que la ropa le queda más apretada y que cuando se sube a la báscula, los números que aparecen van en aumento de forma preocupante. Si se conforma con lamentarse de esto sin buscar cómo enfrentar esta situación, al final de un año tendrá entre 10 y 20 libras extra.

La solución no está en emprender dietas drásticas con el objeto de corregir o detener rápidamente el aumento, sino en aprender el modo de estimular su metabolismo para que sea más eficaz en el uso de las calorías ingeridas. Ahora que comenzamos un nuevo año es bueno que entre los propósitos para 2015 incluya el de practicar una serie de medidas que le ayudarán a mantener su peso corporal dentro de los límites recomendados:

A. Intente consumir una dieta que le proporcione alrededor de 1,200 a 1,500 calorías para provocar una pérdida de peso proveniente del tejido graso. Las dietas con un valor calórico menor de 1,000 calorías son contraproducentes ya que el organismo sometido a un régimen así se ve obligado a utilizar el músculo como fuente de energía, y al disminuir la masa muscular, disminuirá también la tasa metabólica ya que el tejido muscular quema tres veces más calarías que el tejido graso.

B. Su plan de alimentación diario debe comenzar con un buen desayuno: aquellas personas que lo omiten o lo hacen muy liviano están enviando una señal de alarma a su metabolismo, que ante esa restricción, se protege bajando aún más el gasto calórico.

C. Trate de aliviar el estrés: en las situaciones que producen estrés se da una elevación de la hormona cortisol, que provoca un mayor deseo de comer alimentos ricos en carbohidratos y en grasas.

D. Procure dormir al menos siete horas diarias: de lo contrario, se va produciendo una situación de cansancio crónico que puede despertarle la ansiedad de comer alimentos dulces; se ha comprobado que la falta de sueño provoca un incremento en la hormona que estimula el apetito y hace que disminuya la que produce la sensación de saciedad.

E. Aumente su actividad física: además de los ejercicios cardiovasculares (caminata, bicicleta, natación, ejercicios aeróbicos) que se recomiendan siempre, se deberán incluir también algunos con pesas, para fomentar el desarrollo de la masa muscular.

F. También es aconsejable modificar la rutina de ejercicios que se practica al introducir intervalos de mayor velocidad, por ejemplo: 1 o 2 minutos de paso más acelerado, cada 10 minutos de caminata; o unas brazadas más intensas cada 10 minutos de natación. Durante estos intervalos de mayor intensidad intervienen más fibras musculares, lo que produce un gasto calórico mayor que continúa incluso unas horas después de haber concluido el ejercicio.

Tags:

  • peso
  • edad
  • aumento
  • calorías
  • años

Lee también

Comentarios

Newsletter