No solo el interés por mí

Las habilidades sociales son habilidades para la vida porque también enseñamos a que sean comprensivos, respetuosos, empáticos con los demás.
Enlace copiado
No solo el interés por mí

No solo el interés por mí

No solo el interés por mí

No solo el interés por mí

Enlace copiado
Es conocido que en la niñez los aprendizajes y experiencias en esta etapa nos definen en gran medida en la adultez, de modo que el propio argumento nos llama como padres a reflexionar continuamente sobre lo que transmitimos a nuestros niños.

En ese sentido cabe preguntarse si fomentamos individualismos o no, enfocándonos demasiado en la felicidad y logros propios de nuestros hijos por sobre el interés y preocupación en los demás; en otras palabras, ¿nos sentimos más orgullosos por sus buenas calificaciones, que por comportamientos que los definan como alguien que se preocupa por su clase y sus compañeros?, las habilidades sociales son habilidades para la vida porque también enseñamos a que sean comprensivos, respetuosos, empáticos con los demás, incluso contribuiremos a que sean mejores ciudadanos.

Los niños necesitan de adultos que les enseñen a ser respetuosos, cariñosos y responsables con sus comunidades, con sus entornos; pero, para que esto se produzca, los niños deben saber de sus padres que el interés por los demás es también una parte importante en la vida.

Siempre hemos dicho que las mejores formas de aprender son a través de la instrucción, el ejemplo y la experiencia, en ese sentido, es muy positivo que el niño experimente aspectos como ayuda comunitaria o simplemente ayuda a los demás, esto le propiciará a desarrollar capacidades sociales importantes que no solo le servirán actualmente, sino además, en su vida adulta. Preocuparme por los demás no significa despreocuparme por mí, sino equilibrar mis necesidades con las de los demás.

Tags:

  • aprendizaje
  • adultez
  • ciudadanos
  • logros
  • valores
  • padres de familia

Lee también

Comentarios

Newsletter