Nuevas ideas de clásicos con papas

Enlace copiado
Enlace copiado
La receta del chef

Cuántas veces no habremos escuchado la frase “una papa sin sal”. Y sí, es cierto, las papas por sí solas no tienen mucho sabor, pero esto mismo las convierte en una comida muy versátil. Sí, la típica papa al horno con sal y pimienta es solo una de muchísimas maneras de prepararlas.

Además, por algo es que la papa es la verdura favorita de chicos y grandes. Y aunque no hay que abusar de su consumo, porque es rica en carbohidratos, sí vale la pena incluirla en nuestra dieta diaria –en porciones apropiadas– pues aporta proteínas, magnesio y vitaminas.

Y aunque cada uno tendrá su propia receta de preparar papas, hoy quiero compartirle un par de posibilidades más para que pueda variar la manera de prepararlas y así las pueda incluir con más frecuencia en su menú.

Si retomamos la típica papa al horno, basta con agregarle un par de ingredientes más para transformarla por completo. La próxima vez que las prepare, simplemente agregue eneldo picado, crema o yogur, queso parmesano y espinacas cocidas.

Otro clásico de las papas es el puré. Y hoy le voy a dar un pequeño truco para que quede más cremoso y con más sabor: agregue queso crema a la preparación y una pizca de nuez moscada.

Y con la ensalada de papas que tanto nos gusta, le quiero contar una manera de hacerla un poco más sofisticada: utilice papas baby y prepare la ensalada con cebolla morada picada, aceite de oliva, vinagre balsámico, orégano, pimienta, perejil seco y queso azul. Ahí tiene, con un par de ingredientes nuevos y un poco de creatividad, tres recetas clásicas de papas se pueden convertir en una agradable sorpresa para su familia a la hora de comer.

Tags:

  • papas
  • preparaciones
  • ensalada
  • acompañamiento

Lee también

Comentarios

Newsletter