Olvídate de la fobia escolar

Iniciar el año escolar es un evento de gran magnitud para los niños. Sin embargo, las fobias escolares pueden ser parte de la cotidianidad, gracias a diversos factores. Lee los siguientes consejos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Seguramente este año te encontrarás con la tan agobiante frase mañanera: “No quiero ir a estudiar”. Esto puede ocurrir por múltiples razones: el “bullying” o el miedo a su maestro pueden ser causas. Sin duda debes prestarle especial atención, dado que pueden generar graves consecuencias en su desempeño académico.

Para saber si tu hijo tiene una fobia escolar, la psiquiatra Margarita Mendoza Burgos expresa que esto es más notorio cuando el niño está completamente bien fuera del colegio y solo se siente mal cuando le toca asistir a sus clases. A su vez, pequeñas trampas como los típicos “dolores de estómago” ficticios o el llanto incontrolable en la entrada de la escuela.

Sin embargo, es importante no confundir una fobia escolar con problemas emocionales. Algunos problemas que suelen desconcertar a los padres son la depresión infantil y la fobia social. Para diferenciarlo fácilmente, solo hay que percatarse si esto ocurre únicamente en la escuela o también en ambientes externos. Si ocurre en ambos espacios, lo más probable es que padezca un problema emocional.

La especialista estima que para que los menores superen el miedo a la escuela es importante que los padres y los niños se familiaricen con el lugar físico y con los maestros. A su vez, estima como opción la realización de simulacros de la rutina a tener cuando las clases inicien. Por ejemplo: preparar los uniformes o cómo se harán las meriendas, pues así lograrás un sentimiento de inclusión.

Además, se da el caso de que son los padres quienes infunden este temor a sus hijos, gracias al sentimiento de sobreprotección. “Es normal que exista cierta nostalgia cuando escolarizamos a nuestros hijos, pero si es un temor exagerado a que algo les ocurra, los padres deben atender a consulta terapéutica”, concluyó Mendoza.

Tags:

  • ser padres
  • fobia escolar
  • margarita mendoza burgos
  • ansiedad
  • terapia
  • regresoaclases

Lee también

Comentarios

Newsletter