Lo más visto

Más de Mujer

Pasos para que tu hijo no sea un niño sobreprotegido

El éxito en la crianza de los hijos radica en fomentar su crecimiento y autonomía, la confianza y la autoestima. En breve algunos consejos para lograrlo.

Enlace copiado
Pasos para que tu hijo no sea un niño sobreprotegido

Pasos para que tu hijo no sea un niño sobreprotegido

Enlace copiado

Una de las características más distintivas del ser humano en el momento del nacimiento es su inmadurez. Venimos a este mundo con la necesidad de vincularnos a nuestras figuras de apego y si estas no están se complican diversos aspectos de la vida. Ante ello, los padres al notarlo tienden a sobreproteger a sus hijos.

Sin embargo, es importante que los padres eviten de forma saludable esta actitud, dado que esto les permitirá convertirse en seres autónomos en el futuro.

1

Los padres debemos saber gestionar nuestras propias emociones
Si todos los padres nos planteamos como objetivo que nuestros hijos sean capaces de autogestionarse emocionalmente, es imprescindible que nosotros seamos capaces de gestionar nuestras propias emociones. Es decir, dar siempre el ejemplo.

2

Aprender de los errores
Es importante que nuestros hijos aprendan de sus errores y fracasos. En ocasiones, de manera inconsciente, no les dejamos que se equivoquen y nos adelantamos a sus errores. Hagamos de la experiencia una fuente de aprendizaje.

3

Los niños deben sufrir moderadamente con sus padres
¿Qué mejor lugar para aprender a regular la rabia, la tristeza y la frustración que cuando somos pequeños y estamos con nuestros padres? La familia es el mejor contexto para aprender a sufrir y tolerar las frustraciones que van a tener que encarar cuando sean mayores.

4

Cuidado con favorecer excesivamente la autonomía
La autonomía es uno de los pilares del apego seguro, pero si favorecemos en exceso la autonomía y la exploración y no cuidamos la intimidad y la protección, estaremos desarrollando un estilo de apego ansioso-evitativo en nuestros hijos. El objetivo no es favorecer la independencia en nuestros hijos sino su autonomía.

5

Si queremos niños empáticos, debemos mostrarnos empáticos
Queremos que nuestros hijos crezcan felices, sensibles y empáticos, pero si nos planteamos estos objetivos con ellos, la mejor manera de conseguirlo es mostrándonos empáticos y sensibles con ellos.

6

Tolerancia a la frustración
En la sociedad en la que vivimos se hace muy necesario que nuestros hijos sepan manejar la frustración y los tiempos de espera. La vida cotidiana tiene multitud de circunstancias que implican incertidumbre y momentos de aburrimiento. Es necesario que permitamos que nuestros pequeños se enfrenten a estas situaciones y aprenden a gestionarla.

7

La profecía autocumplida
Las expectativas que tenemos respecto a nuestros hijos tienden a cumplirse. Mágico, ¿verdad? Se le conoce con el nombre de la teoría de la profecía autocumplida o el efecto Pigmalión. El motivo es que nuestros hijos tienden a cumplir aquellos objetivos, metas o expectativas que les ponemos. Por este motivo es necesario que seamos conscientes de las expectativas que les establecemos, teniendo especial cuidado con que sean alcanzables.

8

Los niños se pueden enfrentar a casi todas las emociones
Los adultos sufrimos mucho cuando vemos a nuestros cachorros pasarlo mal. Sin embargo, la evidencia empírica nos demuestra que nuestros hijos se pueden enfrenar a las diferentes emociones. Solo hay una excepción: el único momento en que nuestros niños lo pueden pasar mal es cuando el adulto está viviendo una emoción desgarradora y, por lo tanto, no tiene ningún control sobre la emoción y la situación.

9

Si quieres, puedes
Es frecuente escuchar frases y mensajes de este tipo. Debemos tener cuidado con ellas porque dejamos todos los objetivos al alcance de nuestros hijos si se esfuerzan, y esto no siempre es así. A veces no es que no quieran, sino que no pueden alcanzar algo.

Tags:

  • sobreprotección
  • hijos
  • ser padres
  • autoestima

Lee también

Comentarios