Pastilla para adelgazar funciona en ratones y macacos

Un fármaco desarrollado por el CNIO combate el exceso de tejido graso sin provocar efectos secundarios.
Enlace copiado
Investigadores desarrollaron un  medicamento que permite adelgazar sin alterar otros procesos metabólicos.

Investigadores desarrollaron un medicamento que permite adelgazar sin alterar otros procesos metabólicos.

Pastilla para adelgazar funciona en ratones y macacos

Pastilla para adelgazar funciona en ratones y macacos

Enlace copiado
La búsqueda de la píldora mágica contra la obesidad lleva décadas topándose contra los mismos muros. O se desarrollan fármacos no muy eficaces aunque relativamente inocuos para la salud, o sus efectos son claramente adelgazantes pero con un alto coste por fuego amigo, en forma de alteraciones del sistema nervioso o cardiovascular. Un ejemplo del primer caso sería el orlistat, que impide la asimilación del 30 % de las grasas ingeridas y ofrece resultados modestos. Una muestra del segundo sería el supresor del apetito rimonabant, que la Agencia Europea del Medicamento retiró en 2009 por aumentar el riesgo de sufrir trastornos psiquiátricos graves, como ideas suicidas. De hecho, algunos de los últimos productos que han salido al mercado están sometidos a un estricto seguimiento para detectar posibles efectos secundarios, según establece el periódico digital español El País.

En este escenario, la clave está en dar con un medicamento que permita adelgazar sin alterar otros procesos metabólicos. Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) lo han encontrado, y funciona en animales de experimentación, como muestran en el artículo publicado en la revista Cell Metabolism. El fármaco, de administración oral, es tan específico que no se han detectado efectos no deseados relacionados con alteraciones de otras funciones, según los científicos. Y ha logrado una pérdida de grasa corporal del 20 % en ratones y del 7.5% en macacos.

“El éxito en monos le da un gran valor añadido al trabajo, es un salto importante”, destaca Francesc Villarroya, jefe de grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red de Fisiopatía de la Obesidad y la Nutrición. “Se trata de un trabajo muy relevante, especialmente por la ausencia de efectos secundarios y su clara orientación clínica”, añade.

Los investigadores destacan dos consecuencias del trabajo, al margen de la eficacia en el efecto adelgazante. Una de ellas tiene que ver con que, a pesar de seguir administrando el fármaco, llega un punto en el que la pérdida de peso se estabiliza. “En obesidad no se puede perder peso continuamente, esto sería muy peligroso. Lo deseable es alterar el equilibrio entre gasto y almacenamiento de nutrientes para conseguir un nuevo equilibrio en el que haya más gasto y menos almacenamiento”, apunta Elena López-Guadamillas, del CNIO. Este hecho ya es, en sí mismo, una garantía de seguridad del tratamiento: en animales no obesos, el tratamiento no produjo efectos y resultó seguro.

Tags:

  • metabolismo
  • adelgazar
  • investigación
  • píldora

Lee también

Comentarios

Newsletter