Lo más visto

Más de Mujer

Pistas para mejorar el vínculo padre-hijo

Más allá de la clase de problemas que tengan con sus hijos, sus edades y las diversas situaciones que atraviesan, existen lineamientos que ayudarán en la solución de los problemas.
Enlace copiado
Enlace copiado
En primer lugar, es importante aceptar a los hijos tal como son, no como sueñan que podrían ser. Se puede elegir la pareja y amigos, pero no a los hijos. Son un vínculo consanguíneo para toda la vida, vitalicio, 24 horas al día, 365 días al año, sin derecho a licencia ni jubilación.

Cuando un padre no puede aceptar a su hijo, tiene que abrir su mundo interno y descubrir qué le molesta, qué rasgos de carácter, físicos o de conducta, rechaza en su retoño. Aceptar no es gustar, es ver al otro tal cual es, no como lo deseamos o imaginamos despiertos.

Los padres tienen que aceptar sus propios errores para mejorar y no sentirse malos padres. Para eso pueden pedir una consulta con un psicólogo, de modo que puedan entender qué sucede, qué creencias, pensamientos y sentimientos se disparan frente a sus hijos.

Cuando el padre toma consciencia sobre qué le sucede a él en relación con su hijo, el cambio es posible. En definitiva, es dejar de proyectar en los pequeños, hacerse cargo de que determinados comportamientos disparan asuntos personales no resueltos.

En lugar de quejarte porque tu hijo no te escucha, piensa en qué puedes hacer para conversar en una forma más adecuada con él o ella.

La pregunta deber ser siempre: ¿qué puedo hacer yo como padre o madre para conseguir determinados resultados? Por ahí se empezará a buscar una solución.

Tags:

  • ser padres
  • hijos
  • padres
  • autoestima
  • vínculos amorosos

Lee también

Comentarios