Lo más visto

Por estas 4 razones no debes gritarle a tus hijos

Los gritos le causan miedo al niño y le generan un modelo incorrecto sobre cómo gestionar las emociones.
Enlace copiado
Por estas 4 razones no debes gritarle a tus hijos

Por estas 4 razones no debes gritarle a tus hijos

Enlace copiado

Carla Valverde, psicóloga clínica infantojuvenil del Centro de Salud Mental de Majadahonda (Madrid), apunta diversas razones por las que hay que evitar gritar a los niños:

1. Los gritos generan en el niño estrés y alarma que suele desencadenar el llanto. Es conveniente elegir las palabras, el tono y volumen de voz adecuados y que vayan acompañados de una comunicación no verbal (gestos, miradas) acorde al mensaje que se pretende transmitir.

2. Los momentos de descontrol emocional, como cuando se pierden los nervios y se grita, dificultan el hecho de que el niño pueda reflexionar con tranquilidad sobre lo que provoca el enfado de sus progenitores.

3. De padres gritones, hijos que también gritan. Los niños aprenden sobre todo por imitación. Así que, si no queremos recibir lo mismo, es preferible controlar el volumen de voz.

4. El niño puede desarrollar un concepto negativo de sí mismo y tener baja autoestima. La autoestima del niño se desarrolla sobre todo en el seno de la relación con sus padres. Cuando los gritos son habituales, el niño sentirá que todo lo que hace es incorrecto y está justificado que le griten.

Lee también

Comentarios