Lo más visto

Más de Mujer

¿Por qué me da asco mi pareja?

Si los momentos románticos se ven opacados por detalles que hacen que todo sea visto desde una perspectiva negativa, quizá sea una risa escandalosa o un gruñido que ahora ya no soportas de tu pareja.

Enlace copiado
¿Por qué me da asco mi pareja?

¿Por qué me da asco mi pareja?

Enlace copiado

El síndrome de repulsión (SRS) súbita hace referencia a lo que experimenta alguien a pasar de forma abrupta del enamoramiento al rechazo absoluto de su pareja, que se puede manifestar hasta con asco. Este rechazo o fijación es una característica que los expertos consideran repulsiva. Es tanto que llega a impedir que la persona recuerde por qué se sentía enamorada.

La psicóloga Dina Semsch señala que suelen ser varias las razones que originan el SRS. Sin embargo, una de las más habituales es colocar a la pareja en un pedestal: “Cuando sucede esto, se tiende a idealizar a la persona. Entonces cualquier defecto llega a romper con esa idea de perfección y muchas veces puede ser tan impactante que luego es difícil hacerlo a un lado, por lo cual la característica que consideramos no deseable termina sobredimensionándose”.

Relación utópica

La idealización puede ser no solo con la pareja, sino también con lo que representa una relación de pareja, donde esperan una relación utópica.

Por otra parte, esto se puede deber a la inmadurez y falta de recursos para expresar el descontento o lo que no le gusta.

De acuerdo con la experta, cuando uno de los dos es inmaduro, puede que preste demasiada atención u otorgue muchísimo valor a temas superficiales o relacionados con el aspecto físico, dejando de ver a la persona como un todo y reduciéndola a una característica que se vuelve capaz de hacer que las otras no se perciban.

“Cuando el problema es la falta de abordar con la pareja las cosas que nos desagradan, hace que la persona sienta que no sabe cómo decirle, que se va a molestar o que necesariamente la conversación será ineficiente, y por eso deciden no hablar sobre lo que les causa rechazo y así llegar a una posible solución”, detalló Semsch.

Miedo al compromiso

En otras ocasiones, el SRS es producto del miedo al compromiso, pero, cuando es así, la persona que experimenta este síndrome presenta un patrón, ya que lo que realmente evita es el compromiso, busca en todas sus parejas algo que define como repulsivo o indeseado, hasta el punto de reducir a la persona a ese factor. La especialista reitera que en este caso el rechazo no es realmente hacia la persona, sino al compromiso.

Repulsión
La sensación que experimentan llega a ser tan fuerte que es imposible ver otras características o cualidades de la persona, ya que se reduce a lo que genera repulsión.  Para estas personas, el factor que les genera rechazo hacia su pareja llega a ocupar muchísimo de su pensamiento y atención.

“Suele ser más frecuente en relaciones que no tienen mucho tiempo y que por ende no se han expuesto a situaciones de convivencia o más personales”. 
Dina Semsch, psicóloga


“La reducción del deseo es natural pasado el período del amor romántico. Eso no significa que la pareja ya no está enamorada. Es una situación normal que tiene solución”. 
Dina Semsch, psicóloga 

La realidad
La mayoría de estudios sostiene que el amor romántico dura de 12 a 18 meses. Pasado ese período, las parejas  se enfrentan a otra realidad:   nada es tan perfecto como parecía.

ASERTIVIDAD
Aunque el SRS es una respuesta inconsciente, las personas con falta de empatía son más dadas a experimentarlo porque están más propensas a no entender y respetar las diferencias de los demás.
 

Recuerda cómo empezaron
Hay comportamientos del amor romántico que pueden mantenerse, y para ello  vale la pena pensar qué tipo de cosas hacías en los primeros meses de la relación. 


Por ejemplo, gestos tan sencillos como dormir abrazados pueden hacer que recuperes tu relación.

Lee también

Comentarios