¿Por qué unos niños comen fruta y otros no?

Expertos de Stanford hacen un experimento que muestra cómo poner nombres atractivos a los alimentos sanos es beneficioso y muy barato para prevenir la obesidad.
Enlace copiado
¿Por qué unos niños comen fruta y otros no?

¿Por qué unos niños comen fruta y otros no?

Enlace copiado

Un último experimento sugiere que cambiar el nombre de las verduras y frutas, haciéndoles más excitantes y atractivos, hace que los niños elijan estos alimentos sanos con más frecuencia.

Zanahorias retorcidas y cítricos glaseados

Cualquier medida es buena si se ataja el problema del sobrepeso y la obesidad, promoviendo la ingesta de alimentos nutritivos y saludables, aunque, muchas veces, esta comida es percibida por muchos como menos sabrosa.

¿Cómo podemos hacer entonces que estos alimentos resulten más seductores? Para contestar a esta pregunta, los expertos decidieron describir estos alimentos sanos con términos más excitantes e indulgentes, términos que se suelen usar con comida no tan saludable, y averiguar si este cambio hacía que las personas consumieran más verdura.

Por ejemplo, para la descripción básica simplemente se le denominaba con el nombre común, por ejemplo, “zanahoria” y probablemente no querrá consumirlo. Pero puedes decirle si se le antoja una “zanahoria retorcida”, porque tú la has cortado previamente. A su vez, si deseas que tu hijo consuma brócoli, puedes ponerle una capa simulada con otro vegetal, para que coma un “superbrócoli”.

Asimismo, recuerda que la comida también entra por los ojos, y por ello a la comida de tus hijos las puedes decorar de forma divertida para que el menor tenga deseo de consumirlo. No olvides que una comida saludable es esencial para la salud de tu hijo.

Lee también

Comentarios

Newsletter