Que el sueño no impida tener un regreso a clases exitoso

El regreso a clases ya está siendo una realidad para muchos niños que regresan al colegio o escuela, pero los pequeños pueden enfrentarse con un enemigo: el sueño. Para que esto no sea un obstáculo al comienzo de un nuevo período escolar, se mencionan una serie de consejos para los padres.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los niños de tres a siete años, si no es que aún más grandecitos, se enfrentan con la crisis del sueño al inicio de su regreso a clases, porque les cuesta mucho levantarse en la madrugada para alistarse e irse a la escuela. Esto se debe porque las vacaciones que disfrutaron previo, se les hizo muy placenteras y no tenían horario específico para despertar.

Como es lógico pensar, el descanso nocturno cumple con una función reguladora y reparadora del organismo, al asimilar y organizar lo aprendido durante el día; además es importante en la maduración física y psicológica.

Por eso es necesario que los pequeños duerman de 7 a 8 horas diarias para levantarse con más energía al día siguiente. De esta manera, estarán menos propensos a sufrir problemas de comportamiento e irritabilidad. En este proceso es importante que los padres les ayuden a sus hijos a desarrollar buenos hábitos de sueño desde una edad temprana y aprendan a levantarse para cumplir con el deber de ir a estudiar.

Tips para padres

Para que no cueste prepararse al día siguiente, es necesario que los padres organicen desde un día antes lo que el niño necesitará al día siguiente: uniforme, cincho, calcetines, zapatos, pañuelo, peine, mochila, útiles, lonchera, entre otras cosas para llevar a la escuela.

Una vez que se tenga preparado esto, en la rutina de las mañanas se pueden ocupar alarmas para despertar a tus pequeños. Para hacerlo de una forma diferente, puedes preguntarles a los niños con qué les gustaría despertarse, por ejemplo con su canción favorita, una melodía clásica o el sonido de un gallito.

Al crear un ambiente agradable con música, podrás suavizar la situación, motivar, dar energía y eso es lo que se pretende conseguir. La meta es que los niños salten alegres de sus camas. Bueno, al menos si no están contentos, quizás la música haga que se levanten y se muevan.

Luego puedes abrir cortinas, puertas, llegarles a susurrar al oído para que se levanten y vayan a bañarse. Al estar completamente listo, es importante que no les falte lo más importe: el desayuno. Hay que recordar que es la comida más importante del día, lo cual les ayudará a tener un mejor rendimiento durante la jornada.

Feliz regreso a clases para los pequeños.

Tags:

  • sueño
  • inicio escolar
  • descanso
  • clases
  • familia
  • niños
  • regresoaclases

Lee también

Comentarios

Newsletter