Lo más visto

Más de Mujer

Que no los vean juntos

En el proceso de aprendizaje y crecimiento, los hijos pueden sentir pena de su papá o mamá. Esta es una etapa que inicia normalmente entre los seis y los siete años.
Enlace copiado
Que no los vean juntos

Que no los vean juntos

Enlace copiado
La actitud que el niño suelte la mano de su padre o de su madre en lugares públicos, que les dé a entender que no quiere que se relacionen con sus amigos o compañeros y que tampoco desea que los vean juntos son señales de que el pequeño está pasando por una etapa de vergüenza o pena hacia sus progenitores. Esto sucede normalmente a partir de los seis o los siete años.

Aunque es normal, porque el niño está aprendiendo a ser más independiente a esa edad, no todos pasan por esto. Pero hay factores que pueden influir. “Si en alguna ocasión los amiguitos se han burlado de un niño porque el papá es calvo o tiene otro aspecto físico que a ellos les parece gracioso, es mucho más posible que este niño tenga pena de su padre”, explicó la psicóloga Karla Rivas. Tal es el caso de los hijos del actor Jude Law, quienes le prohibieron a su padre que se acercara al colegio si no llevaba puesto un sombrero, ya que para grabar la película “Anna Karenina” tuvo que dejarse crecer la barba y el cabello.

Estos factores, entre los que también se encuentra la profesión de los padres, pueden ser poco válidos y hasta ridículos para los adultos; sin embargo, los niños están aprendiendo y conociendo el mundo, por eso evitarán cualquier situación que les incomode.

Según la especialista, aunque sea difícil, “los padres no se deben dejar afectar por esto, ya que se trata de algo pasajero y no de una situación que se mantendrá siempre”.

Papá y mamá, al igual que sus hijos, están aprendiendo en un enriquecedor y único proceso, en el cual se divierten, emocionan, comparten buenos y malos momentos, pero en el que nunca dejan de crecer como familia.

Tags:

  • ser padres
  • hijos avergonzados
  • educacion
  • etapa

Lee también

Comentarios