Quizás pronto puedas dejar de usar tus anteojos para leer

Si no puedes leer sin lentes, talvez la solución a tu problema esté cercano. Esto podría ser posible gracias a un dispositivo ocular.
Enlace copiado
Enlace copiado
¿Has pasado de los 40 años? En ese caso, es probable que ya no puedas leer, coser ni hacer ninguna tarea que requiera ver de cerca sin la ayuda de unas gafas con la corrección adecuada. La presbicia (presbiopía) o “vista cansada”, que dificulta la visión cercana, afecta a más de mil millones de personas de más de 40 años en todo el mundo.

La presbicia ocurre porque a medida que envejeces, el cristalino se va endureciendo y perdiendo la capacidad de curvarse para enfocar los rayos de luz sobre la retina. Esta capacidad del cristalino de cambiar de forma es lo que le permite al ojo enfocar los objetos a diferentes distancias. Con el paso de los años, concretamente a partir del final de los 30 y comienzos de los 40, la mayoría de las personas comienzan a experimentar las dificultades asociadas con la visión de cerca. Generalmente, la presbicia se corrige con anteojos graduados o lentes de contacto.

Si la padeces, hay esperanzas de que puedas deshacerte de tus gafas o lentes en poco tiempo. Existen varios productos diseñados recientemente para tratar esta condición, entre ellos, un implante.

Se trata de un dispositivo delgado y flexible en forma de anillo, de 3.8 milímetros de diámetro, con un agujero de 1.6 milímetros en el medio, que se implanta en la córnea del ojo. El anillo se inserta dentro de un pequeño hueco en la córnea que cubre la parte frontal del ojo, y actúa como una cámara, ajustando la profundidad del campo visual.

Eso permite que una persona con presbicia pueda ver bien tanto de cerca como de lejos.

A esa conclusión llegó un estudio presentado en octubre en el congreso anual de la Academia Americana de Oftalmología, realizado en Chicago. El nombre del nuevo dispositivo es KAMRA®, y según sus creadores, tiene la ventaja de que se implanta en unos 10 minutos, empleando solo anestesia local.

El estudio evaluó el dispositivo en más de 500 pacientes de 45 a 60 años en América, Europa y Asia, que padecían de presbicia, pero no de miopía. Los investigadores lo implantaron en los pacientes, y les hicieron un seguimiento de tres años.

Después de los tres años de seguimiento, se halló que la vista del 83 % de los pacientes era de 20/40. De acuerdo con esto, los pacientes que se hacen el implante pueden leer el periódico sin gafas correctoras y sin que se perturbe la visión lejana, necesaria para las actividades que requieren buena vista. Lo mejor es que el tratamiento es reversible, ya que el dispositivo se puede quitar.

Tags:

  • presbicia
  • gafas
  • lentes
  • envejecer
  • capacidad de leer

Lee también

Comentarios

Newsletter