SABOR Y AROMA ÚNICO

El maracuyá es una fruta deliciosa, muy aromática y versátil que sirve para muchas preparaciones, que van desde un jugo hasta salsas y postres.
Enlace copiado
Enlace copiado
La fruta de la pasión o maracuyá es de sabor sorprendente, ligeramente ácido y muy aromático, cualidades que encantan a cualquiera que tenga una fruta enfrente.

LEA ADEMÁS: Aprovecha los beneficios medicinales que aporta la sábila 

Además de preparar diversos postres fríos y caliente, batidos y refrescos, también es excelente para la elaboración de deliciosas salsas agridulces que resultan perfectas para acompañar carnes blancas, como la de cerdo, de conejo, de cordero, de pescados, de salmón, así como algunos mariscos.

Pero el maracuyá no solo proporciona un delicioso y rico sabor, también puede combinarse con otros jugos frutales y ciertos ingredientes afines. Aporta vitaminas A y C, también es rica en potasio, fósforo, magnesio y una elevada cantidad de fibra.

LEA TAMBIÉN: No desperdicies las semillas de papaya. Te diremos por qué 

Para que le saques provecho en tu cocina a esta rica fruta, que se puedes adquirir en mercados y supermercados, prepara las recetas que hoy te presentamos y disfrútalas el momento que desees.

Bebida refrescante
Ingredientes:
4 maracuyás
3 tazas de agua
Hielo
Endulzante al gusto
Rodajas de limón
Hojas de menta
Preparación:
Vierte al vaso de la licuadora agua, endulzante, la pulpa de maracayá con semillas y licua unos minutos. Cuela, sirve la bebida agregando rodajas de limón y decorándola con hojas de menta . Si quieres preparar un frozen de maracuyá, vuelve a colocar el agua en la licuadora y agrega cubitos de hielo y licua nuevamente. Debe ser una licuadora potente para que no se rompa al triturar el hielo.

Paletas
Ingredientes:
La pulpa de 5 maracuyás
La pulpa de 5 mangos maduros
1/2 taza de miel de abeja o azúcar o al gusto (también se puede usar guineos para endulzar las paletas en lugar de la miel o azúcar)
Preparación:
Vierte todos los ingredientes en una licuadora y licue bien hasta obtener una mezcla suave tipo batido. Prueba y agrega la miel o azúcar al gusto, luego vierte la mezcla en moldes de paletas o en los vasitos desechables. Colócalas en el congelador y espera que se congelan durante aproximadamente una hora, sácalas y luego colócales al centro palitos de paleta, de nuevo llévalas al congelador durante cuatro horas (más o menos dependiendo de la temperatura del congelador) o déjalas allí hasta el momento de disfrutarlas. Para sacar las paletas de los moldes, sumerje la parte de abajo del molde en agua tibia durante unos 10-20 segundos.


Cheesecake
Ingredientes:
4 maracuyás
250 gramos de queso crema
250 gramos de crema
1 lata de leche condensada
7 gramos de gelatina sin sabor
150 gramos de galletas de chocolate
100 gramos de mantequilla
Ingredientes para decorar:
3 cucharadas de pulpa de maracuyá
2 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de agua
2 cucharadas de gelatina sin sabor
Preparación:
Procesa las galletas y mézclalas con mantequilla diluida en el microondas, luego coloca la preparación en el fondo de un molde desmontable forrada con papel mantequilla. Presiona las galletas con las manos para que queden bien adheridas al molde. Refrigera. Corta el maracuyá  y saca toda la pulpa, separa tres cucharadas para decorar y el resto procésalo. Cuélalo para extraer solo el jugo. Hidrata la gelatina sin sabor y  disuélvela durante 10 segundos en el microondas. Reserva de esta gelatina diluida dos cucharadas, para decoración. En un bol, bate la crema con queso crema, leche condensada y jugo de maracuyá e agrega  la gelatina sin sabor, mezcla y viértela al molde. Refrigérala 30 minutos. Agrega a la pulpa de maracuyá reservado, dos cucharadas de azúcar, tres de agua y dos de gelatina sin sabor reservada. Saca el molde de la refrigeradora y vacía esta preparación sobre toda la superficie del cheesecake. Refrigera hasta el día siguiente.

{^widget|(transformationname)gsi.gn3picture.LPG_SCD_Inner_Child_Picture|(cachedependencies)documentid%7c1127389|(name)gsidocumentselector|(image_guid)131d7cfa-a7fb-471d-b7d1-8e856698228e|(wherecondition)DocumentGUID+%3d+%27d71f89ab-60e5-423e-a9fd-564050a5b0d9%27+and+NodeLinkedNodeId+is+null|(customtype)singlechilddocument|(documentguid)d71f89ab-60e5-423e-a9fd-564050a5b0d9|(queryname)gsi.gn3picture.selectdocuments|(cacheitemname)DocumentSelector_d71f89ab-60e5-423e-a9fd-564050a5b0d9_LPG_SCD_Inner_Child_Picture|(widget_displayname)Document+Selector|(width)|(height)^}
Suflé
Ingredientes:
1/2 taza de leche
2 huevos con clara y yemas separadas
1/4 de taza más 1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina
4 maracuyás
Preparación:
Precaliente el horno a 300 grados. Pon la leche a fuego medio hasta que hierva. En un recipiente aparte, bate las yemas con un cuarto de taza de azúcar hasta que espese. Añade la harina, sigue batiendo hasta tener una mezcla homogénea. Sigue batiendo y agrega, poco a poco la leche caliente sin dejar de remover. Pon la preparación a fuego medio hasta que comience a burbujear, debe espesar, sin dejar hervir porque la yemas se cortan. Cuando la crema espese, retírala del fuego y reserva. Corta las maracuyás en mitades y vierte las pulpas en la licuadora. Licua durante unos segundos, procurando que no se fracturen las semillas de la fruta. Para esto, enciende y apaga intermitentemente la licuadora hasta que se hayan separado las semillas y el liquido. Cuela y añade el líquido a la mezcla. Engrasa con mantequilla derretida o aceite refractarios para suflé y espolvoréelos con azúcar blanca. Aparte, bata las claras a punto de nieve e incorpóralas, sin dejar de mezclar la cucharada de azúcar restante. Vierte las claras en la crema de maracuyá con movimientos envolventes para que no se asienten. Llena los moldes con la mezcla hasta el borde. Empareja las superficies con una espátula de metal. Coloca los moldes sobre una lata con dos dedos de agua (al baño de maría). Hornea durante 18 minutos o hasta que el suflé crezcan. Retíralos del horno y sírvelos inmediatamente.

Lee también

Comentarios

Newsletter