Lo más visto

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

Esta fruta que por lo general se disfruta al natural, es tan versátil que se puede preparar de distintas formas para refrescar, nutrir y, lo más importante, cuidar de la salud.
Enlace copiado
SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

SANDÍA, REFRESCANTE Y JUGOSA

Enlace copiado
La sandía se puede disfrutar al natural y en la cocina se usa en refrescos, licuados, sorbetes, helados, mousse y en ensaladas. También es perfecta para preparar el gazpacho, mermelada y almíbar.

LEA TAMBIÉN: UNA MANZANA DIARIA TE MANTENDRÁ SALUDABLE

Además de utilizar la pulpa de esta fruta, también puede aprovecharse su cáscara.

Combina a la perfección con otras frutas, hojas de menta, cebolla, tomate, queso y también con jugo de limón, entre otros.

Cómo comprarla y conservarla

A la hora de comprar sandía, hay que golpearla y si emite un sonido hueco, es porque está en su punto. También conviene fijarse en su carne (cuando sea posible), que debe estar firme y jugosa. Si solo se puede observar la sandía entera, sin cortarla, hay que fijarse en la parte inferior, donde un color amarillo pálido indica que está madura y sabrosa, mientras que la presencia de una mancha blanca o verdosa señala que fue recogida antes de tiempo.

LE PODRÍA INTERESAR: CÓMO PROSPERAR EN UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

A parte de ser una fruta refrescante y deliciosa, la sandía es una buena aliada para la salud, ya que es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales que son muy beneficiosos para el corazón y para evitar la aparición de enfermedades.


Agua detox de sandía
Ingredientes:
1 1/2 litro de agua
Sandía
1 rama de hojas de menta
Jugo de un limón
1 limón
Preparación:
Corta la sandía en cubos para obtener dos tazas y luego colócala dentro de una jarra o depósito de vidrio bien grande. Recuerda que tiene que tener una capacidad de, por lo menos, dos litros. Añade a la sandia uno de los limones cortado en gajos y el otro directamente exprimido. Corta  las hojas de menta y mezcla. Agrega el agua, que debe estar bien fría, se recomienda refrigerarla durante algunas horas. Refrigera la bebida y déjala reposar toda la noche para que los sabores se combinen entre sí. Para servirla cuela o sírvela con la fruta.


Smothie de sandía y menta
Ingredientes:
400 gramos de sandía
100 gramos de fresas congeladas
1 taza de agua
1 puñado de hojas de menta fresca, picadas
Cubos de hielo
Preparación:
Inicia licuando o batiendo las fresas junto con la cantidad específica de agua. Asegúrate de lograr una consistencia líquida y bebible. Cuando ya tengas las fresas batidas, agrega los 400 gramos de sandía y continúa licuando o batiendo, hasta lograr un batido espeso y agrega las hojas de menta y licúa un minuto más. Para refrescar aún más este batido de sandía y menta fresca, agrega unos cubos de hielo en la batidora o licuadora. Muélelos con cuidado y asegúrate de lograr una mezcla realmente perfecta.


Gazpacho de sandía
Ingredientes:
1/4 de libra tomates
1/2 pepino
1/2 pimiento
1 diente ajo
1/2 sandía sin pepitas
1-2 vasos agua
Sal
Vinagre de manzana
Aceite de oliva virgen extra
Preparación:
Vierte todos los vegetales y sandia en el vaso de la batidora o licuadora y tritúralos muy bien hasta que la mezcla sea homogénea. A continuación, añade el agua, la sal, el aceite y el vinagre y vuelve a batir hasta que todo esté perfectamente ligado. Las cantidades de sal, vinagre y aceite, queda al gusto de quien lo prepara. Para que quede sin restos de la verdura que no se hayan triturado bien, solo tienes que colarlo o pasarlo por un pasapuré. Sírvelo bien frío y si quieres puedes añadirle cubitos de hielo.


Sorbete de sandia
Ingredientes:
1/2 sandia limpia y sin semillas
1 vaso de agua
60 gramos de azúcar
2 cucharadas de jugo de limón
1 pizca de sal
Preparación:
En una ollita vierte el azúcar, el agua y calienta a fuego lento sin dejar de remover, hasta que hierva. Cuando llegue al punto de ebullición, déjala dos minutos más en el fuego y luego pasa la mezcla a un recipiente frío para que cambie de temperatura al instante. Tritura la pulpa de sandía y añade el jugo de limón y una pizca de sal. Mezcla bien para que te quede una crema homogénea. Vierte el almíbar cuando esté a temperatura ambiente a la sandía triturada, y sigue mezclando un poco más. Pasa esta mezcla a un recipiente apto para refrigerador y colócala en el congelador durante tres horas, removiendo de vez en cuando para que no se congele y que quede un sorbete suave.


Ensalada de sandia y queso feta
Ingredientes:
1/4 de sandía sin semillas
1/2 taza de queso feta
Perejil finamente picado (de no tener este ingrediente puedes usar cilantro)
Hojas de menta picada
Pimienta negra
1 cucharadita de jugo de limón
1 cucharadita de aceite de oliva
Preparación:
Saca bolitas de sandía, hazlo con una cuchara sacabocados, si no deseas hacerlo así, te sugerimos que cortes cubos tratando que todos sean uniformes. Cuando tengas la fruta cortada y sin semillas, incorpórala en un tazón o recipiente hondo y agrega el jugo de limón, perejil, pimienta, menta y aceite. Mezcla suavemente para no dañar la fruta, recuerda que la sandía es muy delicada y debes tratarla con sumo cuidado. Finaliza esta receta de ensalada espolvoreando queso feta, el cual debes cortar o rallar según tu gusto.
 

Tags:

  • sandia
  • versatil
  • nutrir
  • refrescar
  • salud

Lee también

Comentarios