SEÑALES DE ALTAS CAPACIDADES EN BEBÉS

Es muy importante que los padres identifiquen las señales de cara a una detección temprana. En breve te mostramos algunas.
Enlace copiado
SEÑALES DE ALTAS CAPACIDADES EN BEBÉS

SEÑALES DE ALTAS CAPACIDADES EN BEBÉS

SEÑALES DE ALTAS CAPACIDADES EN BEBÉS

SEÑALES DE ALTAS CAPACIDADES EN BEBÉS

SEÑALES DE ALTAS CAPACIDADES EN BEBÉS

SEÑALES DE ALTAS CAPACIDADES EN BEBÉS

Enlace copiado
Un niño o niña con altas capacidades es un bebé distinto. Muchos padres, especialmente los primerizos, no logran identificar el porqué de esa diferencia, pero la mayoría de ellos se dan cuenta de que su hijo es diferente desde prácticamente el primer momento.

Dado que la sobredotación es una condición en su mayor parte genética, es muy importante que los padres sean capaces de identificar todas estas señales ante una detección temprana, la cual va a facilitar mucho la crianza y educación de su hijo o hija: elección del centro educativo, momento de escolarización, entendimiento de los padres acerca de cómo es su hijo y cuáles son sus necesidades psicoafectivas; es decir, poder comprender el porqué de una situación reduce enormemente la ansiedad y nos coloca en el camino de la búsqueda de soluciones. Un bebé superdotado necesita unos padres que sepan y entiendan cómo es su hijo, ya que ello será garantía de un desarrollo pleno y, en definitiva, de lo que todos los padres queremos: que nuestros hijos crezcan felices.

Que un bebé muestre algunas de estas características no significa que vaya a ser un niño con altas capacidades; sin embargo, estos son algunos indicadores que se deben tener en cuenta a la hora de observar la evolución de su hijo.


Señales
Algunas de las señales que presentan estos bebés son:

Su mirada: 
es enfocada y alerta, una mirada que parece preguntar desde minutos después del nacimiento.

Demandan estimulación constante y se aburren cuando no la reciben. Cuando se estimula a estos bebés con canciones, palabras, etc., el nivel de atención es total.

Se aprecia memoria en las primeras semanas, capaces de recordar y reconocer lugares, personas, objetos. Algunos pueden reproducir canciones con menos de dos años.

Duermen menos y con mayor dificultad que el resto. Les cuesta mucho conciliar el sueño y tienen menor necesidad de este.

Se sobrestimulan con los juguetes típicos de cuna o carritos que giran o se mueven de forma constante.

Hipersensibles a olores, sonidos y texturas son las primeras señales de la hipersensibilidad sensorial.

Aparecen las primeras palabras en torno a los seis meses, y al año puede sostener una conversación.

Comienzan a caminar de forma precoz sobre los ocho o nueve meses, antes del año.

En general, suelen ser bebés muy hábiles a nivel motriz.

Se interesan muy pronto por letras y números.

 

Tags:

  • bebés
  • padres
  • altas capacidades
  • ser padres
  • hijos

Lee también

Comentarios

Newsletter