Lo más visto

Serenidad y armonía: estilo zen

LA BÚSQUEDA DEL EQUILIBRIO Y LA TRANQUILIDAD SON ALGUNAS DE LAS CARACTERÍSTICAS DE ESTA CORRIENTE DECORATIVA QUE SE ALEJA DEL ORNAMENTO EXCESIVO.
Enlace copiado
Enlace copiado
Su origen se dice que fue a principios del siglo XX en Europa, cuando empezó a hablarse de costumbres y prácticas muy orientales como las artes marciales o los jardines japoneses. Lo que más llama la atención de los artistas e intelectuales es la pureza estética que transmite. “El origen de esta corriente está en el budismo y su filosofía. El zen trata de adaptar la sabiduría y costumbres orientales al ritmo de vida occidental, es una corriente muy espiritual que busca la armonía y el equilibrio”, explicó la arquitecta Tatiana Pérez de Cruz, experta en decoración.

amor por el orden y la simplicidad

La especialista comenta que el estilo zen es la asociación de un producto con una idea estética socio-cultural que tiene características que lo diferencian de otros. “Cuando un estilo se vuelve popular, se convierte en moda; el zen tiene ya un tiempo de estar presente y ha sido moda. Si eres una persona que gusta del orden y la simplicidad, esta corriente es perfecta para personalizar tu espacio”, dice la experta.

El zen creará un ambiente muy actual, relajado y armonioso; para aplicarlo a tu hogar no tienes que ubicar demasiados objetos decorativos, ya que estos perturbarán la atmósfera de paz y calma que se desea transmitir.

“Con el fin de contextualizar un poco, diré que zen es el nombre en japonés de una de las escuelas de budismo más populares en occidente. Se basa en la experiencia de la meditación sentada en la posición del loto, que significa fundirse con el universo entero. Por eso, se dice que este es un estilo muy despojado y simple que busca la armonía y el equilibrio”, afirma De Cruz.
 

Lee también

Comentarios