Lo más visto

Siempre de la mano dieta y ejercicio

Uno de los mayores dilemas antes de ir al gimnasio es cuestionarte si debes comer o no, pregunta que no deberías de hacer ya que tienes que saber a la perfección que tanto la dieta como el ejercicio deben ir siempre de la mano.
Enlace copiado
Enlace copiado
Alcanzar la meta de estar en forma y llevar una vida sana no tiene por qué convertirse en un sacrificio constante, ni mucho menos un castigo para el cuerpo. Por el contrario, tiene que volverse un estilo de vida que disfrutes día a día.

Una dieta tiene como meta final que aprendas a comer, no que dejes de comer. Gran parte de ese aprendizaje inicia desde que te levantas, y es que no existe motivo alguno para que vayas al gimnasio en ayunas. Según un estudio de la Fundación Española del Corazón (FEC), cuando sales a hacer ejercicio en ayunas lo primero que quemas son los depósitos de glucógeno de los músculos y el hígado; como resultado tendrás una sensación de fatiga mayor.

Además, el ejercicio en ayunas provoca el incremento de riesgo cardiovascular como la inflamación y la oxidación; también tienes mayor riesgo de sufrir una deshidratación. Está comprobado que ir en ayunas no ayuda a tu cuerpo a “quemar más grasa”. Todo lo que consumes tiene repercusiones en tu rendimiento al hacer ejercicio.

Es muy importante que sepas que necesitas esperar por lo menos una hora después de haber ingerido tus alimentos para evitar un dolor estomacal.

Por supuesto que no puedes comer lo que sea antes de irte al gimnasio, lo mejor es comer pequeñas cantidades como fruta, beber agua, café o té verde, de esta manera tu cuerpo no sufrirá daños. Además de que mejorarás el rendimiento en tu entrenamiento.

Si haces ejercicio en la tarde o en la noche, realmente ya tienes todo resuelto; el último snack de la tarde te ayudará a obtener la energía que necesitas.

Tags:

  • dieta
  • ayuno
  • alimentación
  • ejercicios
  • deshidratación
  • estilo de vida

Lee también

Comentarios