Lo más visto

Sin ollas y cacerolas no hay comida

Cacerolas y ollas las hay de diferentes tamaños y materiales, pero con un solo fin, proporcionar el cocimiento adecuado a los diferentes alimentos.
Enlace copiado
Sin ollas y cacerolas no hay comida

Sin ollas y cacerolas no hay comida

Sin ollas y cacerolas no hay comida

Sin ollas y cacerolas no hay comida

Sin ollas y cacerolas no hay comida

Sin ollas y cacerolas no hay comida

Sin ollas y cacerolas no hay comida

Sin ollas y cacerolas no hay comida

Enlace copiado
Todas las cocinas necesitan un conjunto básico de herramientas esenciales para preparar y cocinar los alimentos, entre ellas y las más útiles: cacerolas y ollas.

A continuación te presentamos algunas de estas herramientas o utensilios, que a diario permiten que se disfrute de alimentos muy bien preparados.

Algo importante que debes tener presente a la hora de comprar una sartén o una olla: el precio, la capacidad de conducir el calor, lo duradero que sea el material y la reacción con la comida, entre otros puntos importantes.

Acero

Inoxidable están hechas para una cocción rápida, ideal para uso diario y para la preparación de cualquier alimento, en cualquier tipo de fuego. Evita el uso de estos implementos para preparar alimentos muy salados, ya que se pueden deteriorar. Su ventaja es que distribuye el calor de manera uniforme, garantizando una cocción rápida.


Teflón

En estas se puede cocinar cualquier ingrediente con grasa o sin ella. Un dato importante de estas es que no se utiliza el fuego fuerte para cocinar. Si necesitas cocinar una comida a alta temperatura, primero calienta la olla o cacerola sola sobre el fuego mediano y luego introduce los ingredientes.


Vidrio

Son perfectas para salsas y sopas, también  para frituras por inmersión. Son más resistentes y duraderas. El problema es que no conduce bien el calor y puede acabar quemando la comida sin que te des cuenta.


Barro

Son indicadas para preparar pescados y frutos del mar, absorbe el aroma del alimento durante la preparación. También son buenas para cocidos de cocción lenta. La desventaja es que tienen pequeños poros que retienen suciedad y pueden tener problemas con las bacterias.


Hierro

Las ollas  de hierro fundido proporcionan una gran distribución y retención de calor. Ideales para freír cualquier alimento,  es una gran opción para los guisos de larga cocción.  Son excelentes para llevarlas de campamento, ya que se pueden colocar directamente sobre las brasas sin sufrir daño alguno. Se debe evitar que la comida quede en contacto con la olla por mucho tiempo, ya que puede ser dañino para la salud.


Aluminio

No son indicadas para cocer alimentos ácidos como salsa de tomate, tampoco para la preparación de  mermeladas. Pero son perfectas para el resto de preparaciones. Al lavarlas, evita el uso de mascones ásperos ya que quitan el revestimiento y facilita que el aluminio sea transferido a la comida, lo que no es nada bueno.


Cerámica

Son hechas con una base de metal sobre la cual se ha adherido una capa de cerámica. Su ventaja es que no se pegan las preparaciones, y no necesitarás usar aceite para cocinar tus alimentos sean cuales sean.


Esmaltadas

Son perfectas para quien busca utilidad frente a diseño en su cocina. Estas son revestidas de capas de esmalte colorido, dando un toque de color a la hora de cocinar. Distribuyen el calor uniformemente durante el preparado de los alimentos. Son buenas para hacer carnes y nada indicadas para frituras, ya que el aceite puede calentarse demasiado formando compuestos nocivos a la salud. Además estas ayudan a que las verduras conserven su color verde y no tiendan a ennegrecer al cocinarlas (especialmente las alcachofas y espárragos).


Cobre

Son muy apreciadas por los grandes cocineros, ya que el cobre además de ser muy buen conductor del calor hace que este se reparta de un modo uniforme por toda el utensilio, evitando que haya puntos más calientes que otros y este hace que el alimento tenga una cocción más uniforme. En estas puedes cocinar lo que se te antoje.


De presión

Las hay de aluminio y de acero inoxidable, se ha convertido en un indispensable elemento en la cocina moderna en la mayoría de los hogares del mundo, pueden conseguirse en el mercado de diferentes tipos, capacidades y niveles de funcionalidad. En estas se cocina más rápido cualquier alimento, que se te ocurra preparar para una comida inesperada o por falta de tiempo.



Guiso de carne de res en olla de presión

Ingredientes:

2 libras de carne para guisar

1 cebolla

2 dientes de ajo

50 gramos de pimiento rojo o al gusto

1 tomate cortado y sin semillas

1 litro de caldo de carne

3 zanahorias peladas y cortadas en rodajas gruesas

100 gramos de guisantes

600 gramos de papas cortadas a la mitad

Aceite

Pimiento

Preparación:

Vierte en la olla un poco de aceite y caliéntalo, agrega los ajos y sofríelos, añade la cebolla cortada y cocínala hasta que esté doradita. Incorpora el pimiento rojo entero y cuando esté blandito, agrega la carne en trozos, el fuego tiene que estar fuerte para sellarla o freírla un poco. Incorpora después el tomate cortado a la mitad y deja que se vaya evaporando el caldito que suelta con el calor. Cuando se haya reducido un poco, incorpora un litro de caldo de carne, tapa la olla rápida, déjala cocinar durante 25 minutos con la segunda anilla. Abre la olla cuando haya salido el vapor, incorpora las zanahorias, los guisantes y las papas y déjalos cocinar ocho minutos más con la segunda anilla. Manipula esta olla según lo indica el fabricante, para que no tengas problemas. Esta misma preparación la puedes hacer en olla de otro material, lo único que se llevará más tiempo en su cocimiento, ya que se cocina a fuego medio.



Pollo a la cacerola

Ingredientes:

2 muslos de pollo

1/2 chile morrón rojo

1 cebolla

2 papas medianas

1 zanahoria

1/2 zucchini

Sal y tomillo al gusto

Preparación:

Mientras lavas el pollo, pon a calentar a fuego alto la cacerola que vas a utilizar (preferentemente de teflón o antiadherente); una vez limpio el pollo viértelo a la cacerola (sin aceite ni agua, puedes utilizar mantequilla) y baja el fuego. Incorpora las verduras primero la cebolla y el morrón, estos proporcionarán un poquito de líquido, luego agrega el resto de las verduras sin preferencia alguna, todas cortadas en dados y déjalos en fuego bajo; una vez incorporadas todos estos ingrediente, condimenta con sal y tomillo al gusto; si es necesario, incorpora un chorrito de agua y deja que se cocine bien tapando la cacerola. Te puede tomar 30 minutos para obtener una buena cocción.

Tags:

  • ollas
  • cacerola
  • tamanos
  • materiales
  • cocinar
  • alimentos

Lee también

Comentarios