Lo más visto

Más de Mujer

Smoothie Bowls: desayuno sano y divertido

Mejorar el cutis, facilitar la digestión e, incluso, ayudar a perder peso son algunos de los beneficios de los “smoothies”. La solución saludable y deliciosa que ya es tendencia.
Enlace copiado
Smoothie Bowls: desayuno sano y divertido

Smoothie Bowls: desayuno sano y divertido

Enlace copiado

Los “smoothie bowls” son una alternativa al tradicional tazón de cereales. Es sana y rica en nutrientes, que aporta la energía necesaria. Tanto en vaso como en un tazón, pueden ser una “dosis de energía” tras el entrenamiento porque ayudan al cuerpo a recuperarse tras el ejercicio agregando nutrientes en la dieta de forma sencilla y deliciosa, como apuntan los expertos de Crown Sport Nutrition.

Propiedades de frutas y verduras según su color

En el libro “Súper Smoothies” (Planeta) de Fern Green se pueden encontrar hasta 60 recetas diferentes.

Por ejemplo, si lo que se quieres es una dosis de energía, una receta simple de elaborar es la del “smoothie” de plátano, leche, avena y canela, para el que se necesitan 100 gramos de plátano, 300 mililitros de leche desnatada, 40 gramos de avena y un toque de canela en polvo (al gusto). Para depurar es recomendable utilizar frutas y hortalizas como jengibre, aguacate, brócoli o cilantro. Un batido de leche de almendras y jengibre, (100 gramos de almendras, 15 de jengibre y una cucharadita de miel) puede ayudar a limpiar el organismo.

El libro “Súper Smoothies” también indica que beneficios poseen los alimentos según su color, por ejemplo, los rojos, como fresas o tomates, “protegen a las células y contribuyen a prevenir dolencias cardiacas”, mientras que los morados, moras o remolachas, “protegen del dolor, las inflamaciones y ayudan a controlar la presión arterial”.

Los naranjas y amarillos, como mandarinas y plátanos, “refuerzan el sistema inmunitario, además de ser buenos para la vista”, la piel o los huesos. Por su parte, los blancos contienen propiedades “anti”, “antimicrobianas, antiparasitarias o antivirales”.

Todos esos ingredientes son también la base de los “smoothies” de cuchara. Pero en su caso, se emplean frutas congeladas, que dan una textura más densa y cremosa y ejercen de soporte para los “toppings”, la principal diferencia entre los batidos de vaso y los que se sirven en cuenco.

Lo primero que explica Green es cómo se deben combinar correctamente los ingredientes para sentar los cimientos de un desayuno completo: alguna verdura fresca, fruta congelada, una fuente de proteína, algún superalimento, líquidos (leches) y azúcar natural.

Esta base debe ser lo suficientemente espesa para que los “toppings” no se hundan, y para conseguirlo hay varios trucos que se pueden aplicar. Si usas frutas congeladas no es una opción, se puede añadir cubitos de hielo, aguacate, mantequillas de frutos, copos de avena o proteínas en polvo.

Así se obtienen “smoothies” tan populares como el de frutos rojos, que se consigue mezclando en la batidora leche de almendras, espinacas. frutos rojos y plátano congelado. El toque lo aporta su correspondiente guarnición, que en este caso incluye esas mismas frutas en porciones pequeñas, coco, almendras, semillas de chía y granola.

Lee también

Comentarios