Lo más visto

Sobrinos de Enrique serán sus pajes

Los pequeños príncipes Jorge y Carlota conformarán el grupo de pajes y damitas de la boda del príncipe Enrique y la exactriz Meghan Markle, a realizarse este sábado 19 de mayo.
Enlace copiado
Formarán parte de la corte de honor. El príncipe Jorge, de cuatro años, y la princesa Carlota, de tres, acompañarán a Meghan Markle, hasta el altar de la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor.

Formarán parte de la corte de honor. El príncipe Jorge, de cuatro años, y la princesa Carlota, de tres, acompañarán a Meghan Markle, hasta el altar de la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor.

Enlace copiado

Los dos hijos mayores de los duques de Cambridge: el príncipe Jorge, de cuatro años, y la princesa Carlota, de tres, ejercerán de paje y dama de honor en la boda de su tío el príncipe Enrique y la estadounidense Meghan Markle, confirmó el palacio de Kensington.

La residencia oficial de los hijos del príncipe Carlos anunció que los dos sobrinos del novio acompañarán a la exactriz en su paseo hacia el altar el próximo 19 de mayo en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor, junto con otros niños y niñas.

Estos serán los ahijados del príncipe Enrique, Florene van Cutsem, de tres años; Zaile Warren, de dos; y Jasper Dyer, de seis; y los ahijados de Meghan Markle Remmi y Rylan Litt, de seis y siete años, respectivamente.

Completarán la comitiva los gemelos Brian y John Mulroney, de siete años, y su hermana Ivy, de cuatro, nietos del ex primer ministro canadiense Brian Mulroney.

La ceremonia se celebrará este sábado 19 y aún está por definir con quién hará su entrada nupcial la novia.

Según informaciones reveladas por el portal web estadounidense TMZ, especializado en famosos, el padre de la novia habría decidido no acudir finalmente a la boda de su hija pequeña por el escándalo provocado por unas fotografías que pactó con un paparazi a cambio de dinero y por problemas de salud, aunque la casa real no ha confirmado su ausencia.

El Palacio de Kensington guarda silencio ante reportes de que el padre de Meghan Markle debe someterse a una operación del corazón y se perderá la boda real el sábado en Windsor. La oficina de prensa del príncipe Enrique dijo este miércoles que no hará declaraciones más allá de un comunicado emitido hace dos días en el que se pidió “comprensión y respeto” para el padre de Markle, Thomas, “en esta difícil situación”.

 

Lee también

Comentarios