Lo más visto

Más de Mujer

¿Su bebé rechaza el pecho?

La falta de apoyo y de información adecuada y oportuna a la madre influye en su decisión de amamantar, a las semanas de nacido el bebé tiran la toalla por diversas razones: no les baja leche o este rechaza el pecho.
Enlace copiado
¿Su bebé rechaza el pecho?

¿Su bebé rechaza el pecho?

¿Su bebé rechaza el pecho?

¿Su bebé rechaza el pecho?

Enlace copiado
Una de las situaciones que se le presentan a las madres durante su proceso de lactancia materna y por lo cual abandonan esta práctica maravillosa de alimentar con la leche de sus pechos es el rechazo del bebé al pecho.

Las madres al hablar del rechazo al pecho comentan: “Ya no sé qué hacer, me lo pongo al pecho, mama un rato y al momento deja de mamar y llora”. “¿Será que no le gusta mi leche, o no le sale?” “Solo quiere mamar de un pecho el otro no le gusta.” Otras madres manifiestan ansiedad, angustia y hasta frustración, expresan sentirse como una “mala madre” y dicen: “no entiendo por qué mi bebé me rechaza”.

Algunas de estas causas pueden ser: posición y agarre al pecho de manera inadecuado, enfermedad del bebé, nariz tapada o congestionada; cuando la madre tiene que regresar a trabajar los bebés se comportan de una manera diferente, al llegar la madre a casa, no quieren con ella y dejan de mamar, se ponen en huelga.

Algunos cambios en la madre como cambio de jabón de baño o de perfume causa en el bebé una confusión si es o no es su mamá ya que le siente otro olor. Parece increíble pero el cambio de rutina de la madre, algunos alimentos que consume en exceso, que le pueden cambiar el olor o el sabor a la leche, el que regrese la menstruación, los cambios de humor de la madre, el mudarse de casa, y otros.

Otras posibles causas de rechazo al pecho pueden ser el que el reflejo de la salida de la leche del pecho sea muy fuerte y el bebé se incomoda al sentir los chorros de leche; el tener los pechos muy llenos o congestionados también hace que el bebé dé muestras de no querer mamar.

En algún momento los bebés pueden presentar un aparente rechazo, y es aquí cuando debemos buscar ayuda o apoyo de un profesional para que juntos puedan encontrar las razones o causas de este aparente rechazo.

Para que sea todo un éxito

Recordemos que en el proceso de ser padres vamos aprendiendo y reconociendo el comportamiento de los bebés lo cual nos ayuda a buscar solución rápida; el estar cerca de nuestros hijos a través de la práctica de la lactancia materna no solo fortalece el vínculo afectivo sino que se desarrolla la habilidad de observar cualquier cambio en los bebés.

Buscar un lugar apacible, en el cual usted y su bebé estén cómodos, hacer sonar música agradable a sus oídos y sentidos, que ambos se sientan relajados al escucharla, evitando las distracciones y voces de otras personas.

Contacto piel a piel. Mantenerse cerca del bebé muchas veces al día, no solo en los momentos que quiere alimentarlo al pecho. Esto ayudará a que de nuevo se acostumbre a su olor, a escuchar los latidos de su corazón; es como un reconocimiento (preferible que sea contacto directo de la piel con piel).

Cada vez que su bebé dé muestras de querer comer, ofrézcale el pecho pero sin hacerlo sentir que lo están obligando. Puede ser incluso después que ha sido alimentado a través de taza, vaso u otro utensilio (evitar el uso de pachas, pepes o chupetes).

La posición y el agarre adecuado al amamantarlo tienen que ver con la comodidad del bebé, por lo que se debe revisar cómo lo están haciendo y corregirlo.

Para motivarlo a mamar ayuda mucho dejarle caer gotas de leche directamente del pecho a la boca del bebé.

Para mayor información llamar al teléfono de Clínica de Consejería de CALMA, 2298-4311.

Tags:

  • salud
  • mujer
  • lactancia
  • leche
  • rechazo
  • bebe
  • posicion

Lee también

Comentarios