Lo más visto

Más de Mujer

TDAH: La importancia del entorno

Desde el entorno familiar su rol es fundamental en la motivación, en el apoyo y en la comprensión manteniendo una actitud positiva.
Enlace copiado
Enlace copiado
¿Puede el entorno influir en el niño con Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH)? La respuesta es sí, el entorno siempre condiciona e influye aunque no es la causa ya que su origen se encuentra a escala neurológica.

El Déficit de Atención con Hiperactividad es una de las alteraciones psicopatológicas más frecuentes en la infancia y adolescencia; se trata de un problema crónico que se caracteriza por tres grandes síntomas: desatención, hiperactividad e impulsividad, los cuales producen problemas conexos tanto en la capacidad de aprendizaje y rendimiento académico como en la conducta y en la estabilidad emocional; con todas estas características y sus derivaciones, además de los tratamientos, también se coadyuva a una mejor funcionalidad con los entornos que propiciamos en los niños, quiero decir que los pacientes se benefician en la medida en que se desenvuelven en entornos estructurados, organizados y predecibles, porque les da certeza, predictibilidad y seguridad.

En el entorno escolar es importante comprender que los rendimientos y conductas del alumno no son el problema en sí mismo, sino que son una consecuencia del diagnóstico; desde el entorno familiar su rol es fundamental en la motivación, en el apoyo y en la comprensión manteniendo una actitud positiva, porque los niños son propicios a tener inseguridades, ansiedades, fracasos e incluso pueden sentirse incomprendidos o rechazados. Ambos entornos, junto con el tratamiento, conviene que unan esfuerzos, mantengan una comunicación fluida y continua para ayudar al niño a que vaya superando sus dificultades, es posible hacerlo.

Tags:

  • alejadra rivera
  • psicologa
  • hiperactividad
  • niños
  • ser padres
  • escuela

Lee también

Comentarios