¿Tienes la garganta reseca? Estos remedios naturales son para ti

La sensación de resequedad en la garganta es un síntoma molesto que puede darse en las épocas frías del año, o bien en estos días de mucha lluvia.
Enlace copiado
¿Tienes la garganta reseca? Estos remedios naturales son para ti

¿Tienes la garganta reseca? Estos remedios naturales son para ti

¿Tienes la garganta reseca? Estos remedios naturales son para ti

¿Tienes la garganta reseca? Estos remedios naturales son para ti

¿Tienes la garganta reseca? Estos remedios naturales son para ti

¿Tienes la garganta reseca? Estos remedios naturales son para ti

¿Tienes la garganta reseca? Estos remedios naturales son para ti

¿Tienes la garganta reseca? Estos remedios naturales son para ti

Enlace copiado
Este malestar puede venir acompañado con un poco de tos, además de ardor, dificultades para respirar y cambios en el habla o el tono de la voz.

Por fortuna, además de los remedios que venden en las farmacias para este malestar, existen soluciones de origen natural cuyas propiedades hidratan y desinflaman la zona afectada.

Para ayudar a conseguir un alivio de forma natural, sin tener que acudir a la farmacia, puedes ingerir alguno de los remedios naturales que presentamos a continuación.

La infusión de eucalipto es uno de los remedios tradicionales para acabar con los problemas que aquejan la salud de la garganta. Esta tiene propiedades antiinflamatorias y refrescantes que ayudan a calmar la irritación para controlar el exceso de sequedad y ardor. Para prepararla pon a calentar una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale una cucharadita de eucalipto. Deja que repose durante 10 minutos, cuela y, una vez que adquiera una temperatura adecuada, consúmela dos veces al día.

Si bien consumir una cucharada de miel de abeja puede servir para lubricar la garganta, también es conveniente prepararla en infusión con un poco de jugo de limón para potenciar sus efectos antibióticos. Mezcla dos cucharadas de miel de abeja y dos de jugo de limón, y agrégales una taza de agua tibia, mezcla bien y bebéla dos veces al día durante cuatro días.

La infusión de manzanilla es una bebida antiinflamatoria y refrescante que puede reducir la sequedad y comezón en la zona de la garganta. Agrega una cucharada de flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo y, una vez repose, pásala por un colador y endúlzala con una cucharada de miel. Puedes ingerir la infusión, hasta tres veces al día.

La combinación de guineo con leche de coco da como resultado un licuado con propiedades energéticas que, entre otras cosas, calma la sequedad e irritación de la garganta. Sus nutrientes esenciales fortalecen el sistema inmunitario y crean una barrera protectora contra las infecciones virales y bacterianas. Licúa un guineo maduro con una taza de leche de coco y, tras obtener una mezcla homogénea, disfrútalo en tres tomas al día.

El remedio antiinflamatorio de cúrcuma y miel de abeja es una solución efectiva para acabar con la inflamación y la sequedad de la garganta. Sus propiedades antioxidantes y antibióticas ayudan a prevenir las infecciones y, de paso, controlan las alergias. Combina media cucharadita de cúrcuma con dos cucharadas de miel de abeja hasta obtener una pasta uniforme. Ingiere el remedio cada tres horas, según lo consideres necesario. De forma opcional, puedes añadirlo a media taza de agua tibia y consumirlo.

Si estos remedios caseros no te resultan efectivos, lo mejor es que visites a un especialista.
 

Tags:

  • garganta
  • resequedad
  • dolor
  • tos
  • infusiones
  • remedio
  • propiedades

Lee también

Comentarios

Newsletter