Lo más visto

¡Todo listo para su llegada!

Preparar la habitación del bebé no es una tarea que se suele dejar para última hora. Ante su llegada surgen muchas preguntas: ¿qué colores son los adecuados?, ¿cuáles son las piezas claves? Aquí algunas ideas. 
 
Enlace copiado
¡Todo listo para su llegada!

¡Todo listo para su llegada!

Enlace copiado

La llegada de un nuevo miembro en la familia siempre es motivo de alegría. Sin duda, los preparativos son especiales, sobre todo cuando se trata de su primera habitación. Para empezar, elige un color de paredes neutro. Si quieres dejar a un lado los típicos colores rosa para niñas y azul para niños, puedes optar por otros que sean unisex, como el amarillo, el blanco, el gris o el verde que transmiten bienestar y tranquilidad. Recuerda evitar los tonos intensos porque estos suelen transmitir ansiedad. 

Asimismo, la cuna del bebé es esencial, ya que va a pasar muchas horas en ella durmiendo. Debe ser cómoda, segura y disponer de una barandilla con barras. Los especialistas señalan que lo ideal es utilizar estas barras con una distancia de un máximo de 6.5 cm. La altura de la barandilla desde el colchón será de 60 cm. El colchón debe tener las medidas exactas para quedar fijo en la cuna. 

Otro punto importante es la organización de todas sus cosas. ¿Cómo tenerlas a mano y bien organizadas? Nos podemos ayudar con todo tipo de recursos, desde el clásico armario gigante a soluciones más efectivas cuando no se cuenta con mucho espacio. Si quieres maximizar, quédate con estas ideas: cestas de mimbre que dan el toque artesanal o armarios multiusos. Podrás guardar su ropita, pañales, productos de higiene, aseo y otros útiles del día a día.

Los textiles y guirnaldas, los cuadros y banderolas con ilustraciones, las alfombras o las mantas que recubren la cuna, te ayudarán a crear un espacio confortable y cálido.

Recuerda que el cuarto del bebé será su primera ventana al mundo, por lo que no hay que desaprovechar la ocasión de añadir estímulos visuales, táctiles y sonoros. Puedes incluir la relajante presencia de móviles con música, que los ayuda a tranquilizarse, además de otros complementos decorativos soft que decoran el espacio y llenan de luz, colores y sonidos los sentidos del bebé.

Iluminación
Aparte de la luz convencional del techo, la habitación debe disponer de una luz más tenue. Esta puede colocarse en una pared o bien ser en forma de lamparita. Es ideal para usarla en aquellos momentos de descanso y relajación.

Colores
Si quieres que la habitación sea clásica y elegante, opta por tonos claros como el beige o el blanco. En cambio, si prefieres que transmita alegría, puedes decorar con tonalidades más coloridas. Se recomiendan los colores suaves que aporten tranquilidad y bienestar.

 

Lee también

Comentarios