Todo pasa ¡Todo!

Mantener el equilibrio en momentos de prueba es una de las mayores causas que generarán fortaleza en nuestro interior. Aprende a ver cada problema como tu mayor tesoro, porque lo que viene después será grande y valioso para ti.
Enlace copiado
Enlace copiado
Por muy difícil que se vea o sea algo, ¡todo pasa! No importa cuán grande sea el dolor que estés pasando, siempre debes recordar que cada cosa que nos sucede tiene su hora, su ritmo y su propia enseñanza. Y que al final todo pasa, todo llega y todo cambia.

Utiliza el momento de prueba para trabajar en la paciencia y en tu fortalecimiento personal. También se necesita de tiempo y reflexión, lo cual no es que sea fácil de conseguir, pero tampoco es imposible. Entonces llegará el día en el que veas atrás y de ti dependerá si todo lo que sucedió será una anécdota con un gran aprendizaje o la piedra que hizo que ya no te levantaras.

Sara Velasco, psicóloga general, dijo al respecto: “Uno de los momentos más importantes en la vida de una persona es cuando se enfrenta a un momento de desafío. Algunas quizás nunca lo sepan, porque ni siquiera se lo planteen, y ni les importe. Pero es tan importante ver que las piezas encajan, ver cómo estás en el camino correcto. Para ello, tienes que abrir bien tus sentidos y estar muy atento a las señales que te llegan, y así darte cuenta de que todo pasa por algo. Todo tiene un principio y un fin”.

Tags:

  • fortalecimiento personal
  • reflexion
  • psicologia
  • personas
  • pruebas

Lee también

Comentarios

Newsletter