Tomar vino tinto ayudaría a quemar grasa

Un nuevo estudio sugiere que el vino podría mejorar la salud de las personas con sobrepeso ayudándolas a quemar grasa más eficazmente.
Enlace copiado
El vino  podría ayudar a mejorar los trastornos metabólicos asociados al exceso de peso como el hígado graso.

El vino podría ayudar a mejorar los trastornos metabólicos asociados al exceso de peso como el hígado graso.

Tomar vino tinto ayudaría a quemar grasa

Tomar vino tinto ayudaría a quemar grasa

Enlace copiado
La investigación publicada en la revista Journal of Nutritional Biochemistry sugiere que un compuesto de esta bebida mejora los trastornos metabólicos asociados al exceso de peso.

Dicha conclusión se desprende del análisis del comportamiento de células hepáticas y grasas cultivadas en laboratorio. Estas fueron expuestas a los extractos de cuatro productos químicos naturales que se encuentran en las uvas moscatel, una variedad de color rojo oscuro nativa del sudeste de Estados Unidos.

Los resultados mostraron que el ácido elágico, uno de los cuatro químicos examinados, resultó particularmente potente para desacelerar el proceso de crecimiento de las células grasas existentes, prevenir la aparición de otras nuevas e impulsar el metabolismo de los ácidos grasos en las células hepáticas.

No encontramos, y tampoco esperábamos hacerlo, que los químicos de las plantas fueran un milagro para bajar de peso, advirtió el bioquímico y biólogo molecular Neil Shay en información difundida por la institución académica. Pero, aumentar la cantidad de grasa que se quema, particularmente en el hígado, puede mejorar la función hepática en personas en sobrepeso.

“Si pudiéramos desarrollar una estrategia dietética para reducir la acumulación de grasa en el hígado utilizando alimentos comunes como las uvas, eso sería una buena noticia”, añadió.

Para complementar los hallazgos, el experimento contó con la colaboración de investigadores de la Universidad de Florida y Nebraska, quienes evaluaron el potencial del ácido elágico en un grupo de ratones sometidos a dos dietas distintas: una normal (con solo un 10 de grasa) y otra con un 60 % de grasa, parecida a una dieta poco saludable consumida por el ser humano. A las 10 semanas de iniciado el experimento, los roedores del grupo de la dieta poco saludable desarrollaron hígado graso y signos de diabetes. Sin embargo, cuando se le administró el extracto de uva, ambos niveles disminuyeron. Además, al analizar los tejidos de los ratones se observaron mayores niveles de actividad de PPAR-alfa y PPAR-gamma, dos proteínas que funcionan dentro de las células para metabolizar la grasa y el azúcar. Los autores del trabajo creen que el ácido elágico y otros productos químicos se unen a dichas proteínas haciendo que se encienden los genes que activan el metabolismo de la grasa de la dieta.

Tags:

  • vino
  • grasa
  • hígado graso
  • dieta

Lee también

Comentarios

Newsletter