Lo más visto

Más de Mujer

Transmitir la muerte de una mascota a tu hijo

Los padres son los encargados de comunicar los acontecimientos importantes que ocurren en el hogar, como, por ejemplo, la muerte de una mascota. ¿Cómo hacerlo? Te contamos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Cuando muere un animal de la casa los niños tienen que recibir una explicación sobre lo que sucedió. El concepto de muerte es abstracto. Por lo tanto, los pequeños no lo entienden como los más grandes. La muerte se asocia con la desaparición y con el abandono.

Cuando los niños tienen de 0 a cinco años hay que decirles, por ejemplo, “Blacky “(el nombre de la mascota) se fue y no volverá. A esa edad no entiende que la muerte es irreversible, o sea, que el ser que falleció no regresará.

Cuando los niños preguntan sobre la causa de la partida, podemos explicar en forma clara, simple, sin muchos detalles. El tema es que si nos explayamos sobre su dolencia le pueden tomar miedo a la enfermedad. Los preescolares no saben distinguir entre una enfermedad grave o un simple resfrío. Lo mismo sí le ocurrió un accidente súbito. Los detalles del mismo no ayudan a procesar el duelo.

A partir de los cinco años empiezan a entender que la muerte es irreversible, o sea, definitiva. Algunos niños confunden la muerte con el sueño, especialmente si escuchan a un adulto que se refiere a la muerte como “el descanso eterno”, etcétera. Debido a la confusión, el niño puede empezar a tener miedo a dormir. Lo mismo puede ocurrir si el niño escucha que alguien se ha muerto a causa de una enfermedad.

Tags:

  • mascota
  • muerte
  • ser padres
  • hijos

Lee también

Comentarios