Lo más visto

Más de Mujer

Trastornos en la mandíbula

Los trastornos de la articulación temporo-mandibular (ATM) son problemas de los huesos, ligamentos y músculos de la masticación que conectan la mandíbula con el cráneo, estas dos articulaciones están una a cada lado de la cabeza y localizadas al frente de los oídos.
Enlace copiado
Trastornos en la mandíbula

Trastornos en la mandíbula

Trastornos en la mandíbula

Trastornos en la mandíbula

Enlace copiado
Es una de las articulaciones más complejas del cuerpo y es responsable de abrir y mover la mandíbula inferior hacia adelante, hacia atrás y de lado a lado. Cuando se realizan estos movimientos participan varias estructuras anatómicas al mismo tiempo.

El estrés físico y emocional es una de las principales causas de los problemas y síntomas, ya que actúa sobre las estructuras alrededor de la articulación temporo-mandibular, las cuáles abarcan los músculos de la masticación, de la cara y del cuello, los ligamentos, nervios, cráneo, los discos cartilaginosos de la ATM y, por supuesto, los dientes.

Para muchos pacientes la causa se desconoce, pero entre las probables causas tenemos: mala mordida o malas posiciones dentarias, el estrés, el rechinamiento de dientes, la mala postura al dormir, durante la lectura o en el trabajo de escritorio, la contracción muscular de la mandíbula, cabeza y cuello durante el día o al dormir. Problemas anatómicos, congénitos o hereditarios de la ATM, artritis, dislocaciones, traumas, fracturas, etcétera.

Los síntomas más frecuentes pueden ser: dificultad o molestia al masticar, chasquido o chirrido al abrir o cerrar la boca, puede presentar dolor facial, dolor de oído o de cabeza.

El odontólogo debe realizar un examen minucioso evaluando la mordida del paciente, las malas alineaciones de las piezas dentales, chequear interferencias cuando el paciente desliza los dientes hacia adelante y hacia los lados, además debe palpar la articulación y los músculos en busca de sensibilidad, presionar alrededor de la cabeza para localizar áreas sensibles o con dolor, observar, sentir y escuchar cualquier chasquido o sonido al abrir y cerrar la mandíbula.

Para corregir o aliviar estos problemas posiblemente sea necesario ver a más de un especialista para el dolor de estas regiones anatómicas, como un odontólogo, un otorrinolaringólogo o incluso la consulta con un neurólogo, esto dependerá de los síntomas que el paciente presenta, en la mayoría de casos son necesarias radiografías e incluso resonancias magnéticas que nos ayudarán a hacer un mejor diagnóstico.

Hay diversos tipos de tratamientos, tales como:

—Las terapias simples y suaves, generalmente se recomiendan en primera instancia, tales como: relajar, estirar o masajear suavemente los músculos alrededor de su mandíbula. El médico, el odontólogo o el fisioterapeuta lo pueden instruir en este tipo de ejercicios.

—El uso de protectores bucales llamados férulas o guardas, que impiden el rechinamiento, la presión muscular especialmente al dormir. Existen diferentes tipos de férulas de acuerdo al tipo de problema que el paciente presenta y algunas encajan sobre los dientes superiores, mientras que otras encajan sobre los dientes inferiores y en ocasiones es necesario que el paciente la utilice durante el día.

—Mantener una buena postura, especialmente si trabaja todo el día en un escritorio, haga también pausas en el trabajo para descansar las manos, brazos y músculos estresados.

—Evite acciones que le causen síntomas, tales como bostezar en forma exagerada y masticar chicle.

—Pruebe con compresas húmedas, frías o calientes en la cara.

—Aprenda técnicas para reducir el estrés, hacer ejercicio puede ayudarle a aumentar su capacidad para manejar el dolor y el estrés.

—El tratamiento de ortodoncia y/o el tratamiento odontológico restaurativo-protésico puede también ser muy beneficioso cuando una de las causas principales es la mala mordida entre los dientes y las interferencias dentales durante los movimientos masticatorios.

Si el dolor o la molestia es muy intensa, pregúntele a su médico u odontólogo por medicamentos que usted pueda utilizar, tales como: analgésicos, relajantes musculares y antiinflamatorios.

Ante un fracaso por medio de algunos tratamientos conservadores no significa que usted necesite un tratamiento más agresivo, es necesario ser cauto, paciente y buscar otras alternativas conservadoras antes de realizar tratamientos más agresivos como una cirugía.

Tags:

  • dentista
  • muela
  • salud
  • traumas
  • dislocaciones
  • odontologo

Lee también

Comentarios