Lo más visto

Más de Mujer

Tratamientos modernos de cáncer de próstata

El cáncer de próstata es a escala mundial la segunda neoplasia más diagnosticada en los hombres, después del cáncer de piel, y la segunda causa principal de muerte después del cáncer del pulmón. Siendo una enfermedad compleja, es necesario realizarse los chequeos de rutina y conocer acerca de los tratamientos modernos que existen.
Enlace copiado
Tratamientos modernos de cáncer de próstata

Tratamientos modernos de cáncer de próstata

Tratamientos modernos de cáncer de próstata

Tratamientos modernos de cáncer de próstata

Enlace copiado
Para entender el cáncer de próstata, resulta útil conocer sobre la próstata, un órgano del sistema reproductor masculino; una glándula con forma de castaña, colocada debajo de la vejiga y por delante del recto. La uretra (conducto por donde sale la orina) atraviesa la próstata por el centro, de manera que la orina sale de la vejiga atravesando la próstata, según establece el Instituto de Urología y Medicina Sexual (IUMS) de España.

Dentro de las tres enfermedades que se desarrollan más frecuentemente a partir de la próstata, el cáncer de próstata se encuentra en segundo lugar, quitándole el primer lugar la hiperplasia benigna de próstata (crecimiento benigno) y en último lugar queda la prostatitis (infección).

El IUMS define que el cáncer de próstata se produce por un crecimiento maligno de la próstata. Esta malignidad es el tumor más frecuente del varón, aunque debido a su crecimiento lento, constituye la tercera causa de mortalidad por cáncer, por detrás de los de pulmón y digestivo.

Víctor Caceros, oncólogo radioterapeuta del Centro Internacional de Cáncer del Hospital de Diagnóstico, explicó que los factores que pueden inducir a este padecimiento son aquellos relacionados con una dieta rica en grasas saturadas de origen animal, el tabaco, alcoholismo y la herencia genética, principalmente.

En cuanto a los síntomas, el oncólogo indicó que en la mayor parte de los casos no se presenta ninguno, hasta que la enfermedad es avanzada. Sin embargo, muchas veces puede ocasionar dificultad para orinar, impotencia y aumento de la frecuencia de acudir al baño durante la noche.

“Lo más frecuente es que la enfermedad se presente después de los 60 años. Sin embargo, si existe historia familiar puede presentarse aun entre los 35-45 años”, afirmó Caceros.

Importante, control después de los 40

Después de los 40 años, el paciente debe acudir al médico especialista una vez cada dos años para una evaluación de rutina, la cual consiste en verificar el tamaño y consistencia de la próstata vía rectal. Además, es recomendable evaluar la dosificación del antígeno prostático específico en la sangre cada año.

Si en uno de los chequeos de rutina se detectara alguna anormalidad y en el peor de los casos resulta ser cáncer prostático, según en el estadio que se encuentre, existen tratamientos modernos que pueden ser aplicados.

La radioterapia es uno de los tratamientos que están a la vanguardia, con intensidad modulada guiada por imágenes; la cual modifica la energía de la radiación de tal forma que puede ser intensa en el tumor pero muy suave en los tejidos sanos que rodean a este. La guía de imágenes consiste en previo a cada sesión realizar una imagen tridimensional como la de una tomografía, para poder localizar el tumor y definir los cambios que este puede tener con el tratamiento, logrando brindar radiación con una exactitud sin precedentes.

Este tratamiento se puede aplicar en varias semanas en tumores avanzados para lograr su curación. Cuando son tumores pequeños y que se localizan únicamente en la próstata, se puede indicar otro tratamiento de cinco días que se llama radiocirugía.

Tags:

  • cáncer próstata
  • salud
  • bienestar
  • tratamientos
  • avances
  • diagnóstico
  • síntomas

Lee también

Comentarios