Trucos para cocinar con ajo

Enlace copiado
Enlace copiado
La receta del chef

El ajo no solo es considerado un tesoro culinario, también se sabe de sus múltiples beneficios para la salud: que reduce la hipertensión, que es diurético, que es antiséptico y que reduce los niveles de azúcar en la sangre, entre otros. Sin embargo, su fuerte olor y otros factores a veces hacen que parezca complicado usarlo para cocinar. Por eso, hoy quiero compartir algunos consejos sobre el uso del ajo en la cocina.

• Agregue los ajos enteros y no picados en sus guisos, para agregar un sabor delicado (y no fuerte) a este tipo de platillos.

• Remueva la venita verde interna para suavizar el sabor del ajo. Para hacer esto, pártalo por la mitad y quite con la punta de un cuchillo.

• Para pelarlos fácilmente, golpee los dientes de ajo con la hoja de un cuchillo (eso lo hago y lo explico en mi programa).

• No ponga los ajos a freír a fuego alto, pues al hacerlo se vuelven amargos.

• No es necesario refrigerar el ajo. A temperatura ambiente puede conservarse durante meses.

• Incorpore el ajo a la preparación de las comidas cuando los demás vegetales hayan soltado su jugo. Así evitará que se queme y que se vuelva amargo.

• Para escoger una buena cabeza de ajo, esta debe sentirse muy firme, la envoltura debe estar seca y no debe tener ningún tipo de brotes.

• Para disminuir el problema del aliento que deja el ajo luego de su consumo, se recomienda masticar perejil, beber jugo de limón, vino tinto o ingerir una cucharadita de miel.

Tags:

  • ajos
  • cocina
  • diuretico
  • sabor
  • hipertension

Lee también

Comentarios

Newsletter