Lo más visto

Más de Mujer

Un banquete de oro para festejar al padre Flavián Mucci

Más de medio millar de reconocidas personalidades del mundo social, empresarial, religioso y diplomático acompañaron al padre franciscano Flavián Mucci en el banquete de oro, celebrado en su honor con motivo de sus 50 años de vida sacerdotal y 35 de trabajo con su obra de amor Agape.
Enlace copiado
Bendición de los alimentos.  El padre Jack Hoak, fraile franciscano de Agape, impartió la bendición de los alimentos del banquete de oro, en el que los asistentes compartieron una cena frugal conformada por consomé, pan, vino y frutas.

Bendición de los alimentos. El padre Jack Hoak, fraile franciscano de Agape, impartió la bendición de los alimentos del banquete de oro, en el que los asistentes compartieron una cena frugal conformada por consomé, pan, vino y frutas.

Participaron.  Entre los asistentes a la celebración estuvieron don Ricardo Poma; su esposa, Michelle de Poma; miembros de su familia, colaboradores de la obra e invitados especiales.

Participaron. Entre los asistentes a la celebración estuvieron don Ricardo Poma; su esposa, Michelle de Poma; miembros de su familia, colaboradores de la obra e invitados especiales.

texto texto texto texto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto texto

texto texto texto texto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto textotexto texto texto

Invitadas.  Lourdes y Ana Juárez viajaron desde Honduras para acompañar al padre franciscano Flavián Mucci en el banquete de oro, celebrado en honor de sus 50 años de vida sacerdotal y 35 de labor humanitaria.

Invitadas. Lourdes y Ana Juárez viajaron desde Honduras para acompañar al padre franciscano Flavián Mucci en el banquete de oro, celebrado en honor de sus 50 años de vida sacerdotal y 35 de labor humanitaria.

Benefactor.  El reconocido empresario y benefactor de las causas nobles Roberto Murray recibió un reconocimiento de parte de la Asociación Agape de El Salvador, a la que por muchos años le ha colaborado en su trabajo altruista.

Benefactor. El reconocido empresario y benefactor de las causas nobles Roberto Murray recibió un reconocimiento de parte de la Asociación Agape de El Salvador, a la que por muchos años le ha colaborado en su trabajo altruista.

Recibe reconocimiento.  El padre Flavián Mucci hizo la entrega de la presea al empresario y benefactor de su obra don Ricardo Poma. Los acompaña el padre Jack Hoak.

Recibe reconocimiento. El padre Flavián Mucci hizo la entrega de la presea al empresario y benefactor de su obra don Ricardo Poma. Los acompaña el padre Jack Hoak.

Mesa de honor.  Durante la celebración, el padre Flavián Mucci estuvo acompañado de benefactores y organizadores del banquete, además de religiosos como León Kalenga Badikebele, nuevo nuncio apostólico.

Mesa de honor. Durante la celebración, el padre Flavián Mucci estuvo acompañado de benefactores y organizadores del banquete, además de religiosos como León Kalenga Badikebele, nuevo nuncio apostólico.

Un banquete de oro para festejar  al padre Flavián Mucci

Un banquete de oro para festejar al padre Flavián Mucci

Enlace copiado
La Hacienda de los Miranda se vistió de gala y color oro para ser el escenario de la celebración del banquete de oro, realizado por la Asociación Agape de El Salvador en honor de su fundador y presidente, padre Flavián Mucci.

Este banquete, conocido como Banquete del Amor, fue creado en 1997 con el propósito de recaudar fondos para beneficiar los diferentes programas sociales que ejecuta Agape.

Este año tuvo un objetivo primordial más: conmemorar los 50 años de vida religiosa del sacerdote franciscano, quien nació en Boston pero con corazón y pasaporte salvadoreños, según lo expresado por él mismo a LA PRENSA GRÁFICA.

Además, la ocasión fue aprovechada para festejar los 35 años de labor humanitaria del padre a través de su gran obra de amor, que inició su trabajo en Sonsonate y en la actualidad se ha extendido a lo largo y ancho del territorio salvadoreño.

La misión de Agape ha sido y continúa siendo proveer de techo, abrigo, alimento, salud, educación y muchas prestaciones más a miles de niños, jóvenes y personas de la tercera edad vulnerables en el país.

Este hombre lleno de la gracia de Dios y de virtudes, como muchos lo calificaron durante el evento, llegó a El Salvador hace 46 años para quedarse aquí y ayudar a los más desprotegidos.

“Nunca me imaginé llegar a los 50 años de vida sacerdotal y 46 años de radicar en El Salvador, y aquí estoy, muy feliz y optimista, con fuerza y con mucha esperanza de continuar mi vida religiosa y mi obra benefactora”, expresó muy emocionado el padre Mucci a LA PRENSA GRÁFICA antes de iniciar el festejo.

Los anfitriones del banquete de oro, y además solidario, que dieron la bienvenida a los más de 500 asistentes fueron Rafael Domínguez y Olga Miranda, ella ha acompañado al padre Flavián en su arduo trabajo desde antes de que fundó Agape hace 35 años.

Mensaje de reconocimiento

Don Teófilo Simán, una de las primeras personas que tuvo la dicha de conocer al padre casi desde su llegada al país y gran benefactor de su obra durante más de 35 años, durante su mensaje se refirió a la labor del religioso y dijo que la historia del padre Flavián Mucci es una historia larga de un hombre de Dios.

“Es un hombre de Dios que no se ha conformado con algo encomiable, de números tan duros como la pobreza y el abandono; no se puede resolver beneficiando a personas por un tiempo sino involucrando a muchas personas que pueden ayudar y llamándolas a perseverar en ese compromiso con los desfavorecidos”, agregó el señor Simán, quien no dudó en apoyarle en su primer obra de amor, Aldeas Infantiles SOS, y a quien el religioso considera su gran amigo y benefactor.

Posteriormente a este mensaje de reconocimiento, los benefactores de la noche e invitados especiales presenciaron un documental sobre la vida familiar, de estudios académicos y religiosos y la trayectoria altruista del padre franciscano.

Tras esto, llegó el momento que todos esperaban: el mensaje del homenajeado, quien con reconocido carisma y muy emocionado dijo: “Yo amo a El Salvador”.

El padre agregó: “El Salvador no tiene muchos volcanes ni lagos, pero la gente es muy buena”.

Durante su mensaje a los allí presentes, expresó: “Me siento bien agradecido con Dios y con ustedes por todo lo que me han ayudado”. También se refirió directamente a don Teófilo, a quien le dijo: “Usted ha sido muy generoso conmigo y con la obra, lo que agradezco”.

En su intervención manifestó que nació en una familia pobre, pero que no estaba arrepentido de haber buscado el sacerdocio. “En la vida he dado mucho, pero también he recibido mucho”, agregó. Asimismo, motivó a los presentes a continuar colaborando con las obras de amor de Agape.

Durante este banquete, el cual fue una cena frugal –llamada así por ser una cena sencilla en la que se sirvieron consomé, pan, queso, uvas, manzanas y vino, alimentos que recibieron la bendición del padre Jack Hoak–, los asistentes, entre los que se encontraban las ciudadanas hondureñas Lourdes y Ana Juárez, siendo ellas las primeras amigas con quien contó el padre Flavián recién llegado a Honduras, recordaron la noche en que Jesús compartió con sus discípulos el pan y el vino.

La Asociación Agape de El Salvador también reconoció el apoyo incondicional que recibe de diferentes empresas y personas altruistas, a quienes les entregó preseas y medallas.

Mientras los benefactores de la noche acompañaban al padre Flavián Mucci, quien a sus 28 años recibió la orden sacerdotal cumpliendo el llamado de Dios, la Orquesta de Música de Cámara les deleitaba con música de fondo.

Entre las melodías interpretadas se pueden mencionar “Yesterday”, “A mi manera”, “Vivo por ella”, “Sueño imposible”, “El fantasma de la ópera”, “Anónimo veneciano”, “Más allá” y “Europa”.

Tags:

  • Agape
  • Banquete del Amor
  • LA PRENSA GRAFICA
  • Padre Flavian Mucci

Lee también

Comentarios