Un buen acompañante en la mesa

El arroz es uno de los platos que no puede faltar a la hora del almuerzo y en algunas ocasiones en la cena. Prepáralo a tu gusto o apóyate en las recetas que hoy te presentamos.
Enlace copiado
Un buen acompañante en la mesa

Un buen acompañante en la mesa

Enlace copiado
Este es un buen aliado de las carnes rojas y blancas, también del pescado frito y empanizado, y camarones en diferentes preparaciones.

Además se puede preparar mezclado con vegetales, queso, crema y te puede resultar un plato principal que debes acompañar con una buena ensalada fresca.

Hoy te presentamos recetas con este delicioso cereal para que las incluyas en tu recetario personal y las prepares cuando se te antojen.

Arroz precalentado

Para que al recalentar el arroz no se reseque ni se pegue, agrega uno o dos cubitos de hielo, tapa el recipiente y colócalo a fuego bajo. Con el calor, los hielos se derretirán y se formará un vapor que le dará humedad al arroz.

Sopa de arroz aguado con pollo
Ingredientes:
1/2 taza de arroz
3 pipianes tiernos
1 pollo cortado en varias porciones
6 tazas de agua
1 zanahoria
1 tomate
3 dientes de ajo
1 chile verde
1 güisquil en trozos
1 cebolla
Sal
Preparación:
Sofríe el tomate, la cebolla, el chile verde, luego agrega el ajo, pasados dos minutos añade el arroz y el agua. Agrega el pollo y deja hervir hasta que esté blando tanto el arroz como el pollo. De último agrega las demás verduras y la sal. Verifica la sazón. Apaga cuando la verdura esté al dente y el arroz y pollo estén bien cocidos.


Arroz
al vapor con guisantes
Ingredientes:
300 gramos de arroz
150 gramos de guisantes congelados
1 zanahoria
2 dientes de ajo
Cebolla picada
Aceite de oliva
Sal
3 tazas de caldo de pollo
Preparación:
Pon al fuego una sartén con un buen chorro generoso de aceite de oliva. A continuación, añade los dos dientes de ajo machacados y cebolla, deja que se vayan dorando a fuego muy lento. Pon en una olla pequeña el caldo de pollo y déjalo hervir. Cuando esté hirviendo, añade el arroz y la zanahoria cortada en cuadritos pequeños, cocínalos hasta que esté esponjado el arroz y la zanahoria al dente. Agrega los guisantes congelados sobre el ajo ya dorado y añade un poco de sal. Cuando el arroz esté cocido lo incorporas dentro de la sartén. Mezcla los ingredientes del arroz blanco con guisantes y añade sal al gusto si hace falta. Sírvelo caliente para acompañar carnes asadas o al horno.




Tags:

  • cocina
  • chef
  • recta
  • menu
  • consejos
  • mujer

Lee también

Comentarios

Newsletter