Una mirada para conocer un lugar y parte de la historia

En la finca San Antonio, en Chalchuapa, encontrará artesanías, diferentes platillos para degustar, las posibilidades de aprender a teñir ropa con materiales naturales y de sumergirse en un lugar lleno de historia. Tiene asegurado pasar un momento enriquecedor.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>turismo</p><p>Al visitar algunos lugares turísticos no solo conoce un espacio nuevo para liberarse y disfrutar, sino también puede aprender más y sentirse cercano a la historia que rodea a cada persona. </p><p>Ese es el caso de la finca San Antonio, ubicada en Chalchuapa, departamento de Santa Ana. Es un patrimonio familiar cuyos orígenes se remontan a 1873. Esta es considerada uno de los asentamientos indígenas más antiguos, además de ser una zona con una gran cantidad de montículos (el montículo es una pequeña colina o monte, que suele encontrarse aislado. Puede ser realizado por el hombre o por la naturaleza, puede ser de distintas formas y hecho de materiales como arena, grava, roca, etcétera). Es un lugar para descubrir.</p><p>Por eso no puede visitar la finca y evitar subir hasta el montículo principal. </p><p>En cuanto a la alimentación, hay variedad de platillos tanto internacionales como nacionales, además de tener a disposición el rico café propio de esa zona para los amantes de esa bebida.</p><p>En la finca San Antonio también tiene la posibilidad de aprender a teñir ropa con materiales naturales, como el añil, el achiote y el orégano, ya que se brindan talleres para aprender. </p><p>Hay artesanías hechas con material natural para los turistas que desean un recuerdo de la zona.</p><p></p>

Tags:

  • mujer
  • plan-bella

Lee también

Comentarios

Newsletter