Lo más visto

Mujer La receta del chef

Visitando Taiwán

Enlace copiado
Visitando Taiwán

Visitando Taiwán

Enlace copiado

Como se habrán percatado en mis redes sociales, en los últimos tres años he visitado varios países alrededor del mundo. Esto se debe a que estoy contratado con la Dirección de Relaciones Exteriores y Consejerías Económicas Comerciales y de Turismo del Gobierno de El Salvador, para dar a conocer productos de alimentos elaborados por empresarios salvadoreños que buscan la oportunidad de exportar. Todo esto se realiza con participaciones en ferias gastronómicas donde se encuentran compradores potenciales de productos de alimentos. Mi responsabilidad es preparar recetas con los productos que llevamos y que sean acorde al país que visitamos; es decir, intento utilizar los productos del país de destino. En esta ocasión, en mi visita a Taiwán, el hotel donde me hospedé deseaba presentar a sus clientes un festival gastronómico salvadoreño. No dudé en hacer pupusas con queso y pesto de loroco, curtido y salsa, ceviche salvadoreño, guacamole salvadoreño, carne guisada, merienda, arroz en leche y torrejas. Tuve que ingeniármelas con los productos que podía encontrar localmente, especialmente la harina de maíz para las pupusas. Al final, me alegró mucho que todo quedó bien y que los sabores fueron totalmente representativos para que los taiwaneses se deleitaran. No dejé pasar la oportunidad de probar toda su gastronomía. La comida de Taiwán no es como la que estamos acostumbrados a comer; es más, la que probamos en El Salvador es tipo cantonesa, de la china occidental. La base de los muchos platillos taiwaneses son el pescado, el cerdo, el pollo, la carne de res y verduras. Y estos básicamente se usan en su mayoría en caldos con tallarines. Para nuestro paladar es simple porque no utilizan prácticamente la sal y no aderezan con soya los platillos (salvo en algunas preparaciones). Comen la carne de cerdo bastante dulce y utilizan un picante que es agradable. Al final de mi experiencia gastronómica debo decir que me gustó, pero extrañaba lo salado de la comida de este lado de mundo. Hablaremos el otro lunes de más de la gastronomía de Taiwán.

Lee también

Comentarios