¿Cómo hablar de droga con los hijos?

Posiblemente la forma más efectiva en la prevención de consumo del alcohol y otras drogas, pero casi con seguridad la más difícil de manejar, es la que se refiere a hablar del problema de las drogas con los hijos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Casi de inmediato aparecen las preguntas inevitables: ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo se habla de drogas con los hijos sin despertarles la curiosidad morbosa que los lleve a experimentar y probar con algunas que hay a su alrededor?

Si usted se hace estas preguntas es porque está genuinamente preocupado por lo que le sucede a nuestros hijos en los primeros años de su adolescencia y le preocupa saber qué hacer para que haya una esperanza de ponerlos a salvo.

Porque de esto se trata: hablar con nuestros hijos de las drogas, para ponerlos a salvo, no para empujarlos hacia el consumo.

Aquí algunas recomendaciones que sugieren los expertos en prevención:

1- Usted debe estar correctamente informado. Esto obliga a que cuando hable con sus hijos usted debe hacer uso de conocimientos, no de creencias, opiniones de la calle, o de lo que se piensa podría ser cierto sin que eso se haya probado científicamente. No se trata de que usted sea un científico o un académico en investigaciones sobre drogas. No, nada de eso. Pero si va a hablar de algo tan delicado, por lo menos lea las noticias, comentarios de expertos, artículos sobre el tema de las drogas que aparecen en los periódicos. Tome en cuenta que usted se está preparando por la vida de sus hijos.

2- Prepárese para contestar las preguntas de sus hijos sin juzgarlos o criticarlos por lo que están preguntando. Es importante que si no conoce alguna respuesta no invente información. Es mejor que les diga que no sabe esa respuesta, pero que va a investigar y que lo más pronto posible se las va a contestar.

3- Esta recomendación es la más importante: evite a toda costa hablar de los efectos que las drogas producen. Céntrese en hablar de consecuencias. Cuando se habla de los efectos, se despierta la curiosidad y el posible deseo que lleva a nuestros hijos a probar bebidas embriagantes u otras drogas. Pero si le habla de consecuencias le estará alertando hacia dónde le llevarán las drogas y la manera desastrosa en la que termina quien camina los caminos del alcoholismo y la drogadicción.

Sí, entiendo muy bien que esto requerirá de algún tiempo de preparación para poder hacerlo bien. Pero le aseguro que ese tiempo invertido, ese esfuerzo que se empleará, valdrá la pena en un cien por ciento, ya que se trata de proteger la salud mental, física y emocional de nuestros hijos. Y eso siempre vale la pena.

Tags:

  • drogas
  • padres
  • hijos
  • comunicacion
  • informado

Lee también

Comentarios

Newsletter