Lo más visto

Más de Mujer

¿Cómo saber si mi hijo consume drogas?

Sí, parece que nos estamos entendiendo muy bien. Ya está claro que es importante estar alerta y tener una actitud de prevención para evitar a nuestros hijos el sufrimiento de las adicciones, ya sea al alcohol, al tabaco o a otras drogas.
Enlace copiado
¿Cómo saber si mi hijo consume drogas?

¿Cómo saber si mi hijo consume drogas?

¿Cómo saber si mi hijo consume drogas?

¿Cómo saber si mi hijo consume drogas?

Enlace copiado
En el mejor de los casos, la situación ideal es que nuestros hijos nunca lleguen a experimentar con ningún tipo de drogas, pero ¿y si no es así? ¿Cómo poder saber si nuestros hijos están consumiendo drogas? ¿Qué indicios o señales debemos observar?

Generalmente la edad del consumo de drogas se inicia con la adolescencia, con los acelerados cambios físicos y conductuales que caracteriza a esta etapa de la vida. Digamos entonces que esos cambios son normales, pero dentro de ellos debemos poder ver señales que indican si hay algo que no marcha bien.

Los expertos recomiendan poner atención a los siguientes indicios.

Hay un excesivo comportamiento de secretos, una preocupación desmedida por su privacidad y sus pertenencias, llegando a armar verdaderos escándalos cuando se le quiere revisar su habitación, su mochila del colegio o incluso su ropa.

Hay una tendencia a alejarse de los antiguos amigos y de la propia familia, además de negarse a llevar a los nuevos amigos a la casa para que los padres los conozcan.

Cambia su costumbre en el horario de dormir. Es decir, que duerme mucho durante el día, pasa somnoliento en el colegio, largas siestas por la tarde, pero durante la noche se niega a tener una hora prudente para dormir.

Pierde interés por las actividades que antes le gustaban, especialmente por aquellas que se vinculan con el deporte, la familia, la cultura o lo espiritual. Llega a burlarse de estas actividades.

Su apariencia empieza a volverse estrafalaria, incluso sucia y desordenada, llegando a no importarle si se cambia de ropa o no.

Baja en su rendimiento académico, sin que haya una causa aparente para ello. Pero lo más importante es que al joven no le importa si los resultados académicos son malos, no muestra interés por mejorar o preocupación para esforzarse y mejorar sus calificaciones.

Bruscos cambios emocionales sin ninguna causa que lo justifique, volviéndose agresivo, irritable, alejado. En suma, cuesta mucho conversar con él.

Frecuentemente se le descubre que miente y no muestra vergüenza, remordimiento o arrepentimiento por haber mentido.

Presenta pequeñas quemaduras en las yemas de los dedos o en los labios, causados por pipas o los cigarros de marihuana.

En la casa se desaparecen joyas, dinero, aparatos eléctricos u otros objetos de valor.

Tome en cuenta que los cambios conductuales son normales en la adolescencia, pero van sucediendo de manera paulatina. Cuando estos cambios conductuales suceden de manera brusca y caótica, entonces son señales de que algo muy malo está sucediendo. Es el momento oportuno para hacer algo y evitar que las cosas empeoren. Ahora hay que buscar ayuda.

Tags:

  • adicciones
  • droga
  • hijos
  • adolescentes
  • señales

Lee también

Comentarios