Lo más visto

¿Cuánto voy a bajar? ¿Cómo será mi cuerpo?

A las personas, cuando se sienten físicamente fuera de forma o con sobrepeso, lo que más les urge es saber cuánto van a bajar de peso o cómo se van a ver en el futuro, la mayoría no piensan qué réditos tendrán en cuanto a calidad de vida.
Enlace copiado
¿Cuánto voy a bajar? ¿Cómo será mi cuerpo?

¿Cuánto voy a bajar? ¿Cómo será mi cuerpo?

¿Cuánto voy a bajar? ¿Cómo será mi cuerpo?

¿Cuánto voy a bajar? ¿Cómo será mi cuerpo?

Enlace copiado
Bajar de peso es muy diferente a ponerse en forma. Algunas de las ventajas de ponerse en forma sobre bajar de peso son las siguientes:

1. Se tiene la posibilidad de incluir el ejercicio como hábito de vida.

2. Se tiene la oportunidad de comer más y mejor considerando el gasto calórico del ejercicio.

3. Solo bajar de peso o solo hacer un plan de alimentación bajo en calorías aporta muy poco sobre salud músculo-esquelética, es decir, la posibilidad de incrementar la tonificación, y la densidad mineral ósea no se hace tan posible como al hacer un programa de ejercicio adecuado.

4. Los niveles de salud, que se sabe que el ejercicio provee, pueden obtenerse si resolvemos mejor ponernos en forma que solo bajar de peso.

5. Solo bajando de peso no siempre mejora la forma y estética corporal, algunas veces hasta empeora. Poniéndote en forma lograrás tener el cuerpo que quieras tener.

La tarea de ponerse en forma es una decisión que debes tomar y ponerte a hacerlo, aunque en ese intento muchas veces sobresalen ciertas barreras que deberás derribar. Entre algunas de las barreras te puedo mencionar: 1) Que no estés plenamente decidido (a) a hacerlo; 2) falta de un lugar apropiado en donde puedan dirigirte eficaz y eficientemente con su ejercicio y alimentación; 3) que no sepas exactamente el objetivo que deseas alcanzar; 4) algún problema de salud relacionado a la pérdida de peso; 5) tu círculo de amigos que llevan un estilo de vida en donde solo disfrutan con la comida y la bebida.

Someterse a un programa de puesta en forma involucra las 24 horas del día, y si no está enfocado al 100 %, lo más seguro es que fracase en el intento. Muchas personas ya lo han logrado, pero a veces eso puede ser algo intimidante. Si tienes una amiga o amigo que ha logrado tener una forma física excepcional y tú lo vas a intentar, piénsalo dos veces y prueba, pero de lleno, con todo, sin dudar. Debes también entrenar tu mente para actuar y entrenar sea cual se el resultado que tengas. Si tú intentas y lo quieres dejar tienes dos caminos: 1) Abandonar el programa y no lograrlo y 2) quedarte con la duda si lo hubieras logrado o no.

Cuando inicies un programa de puesta en forma, debes seguirlo obligándote a ti mismo; esta obligación añadirá hábitos y los hábitos adquiridos poco a poco añadirán los resultados esperados. Muchos fracasan antes de someterse a estas fases de convicción individual y no hay nada más convincente que los propios resultados.

Hace más de un siglo, un tercio de las energías gastadas en fábricas, granjas y las diferentes fuentes de trabajo provenían de las fuerzas humanas. Actualmente, menos del 1 % de esta fuerza ha sido sustituida por máquinas y el hombre ha pasado de ser hipercinético a hipocinético; esta mutación ha originado una gran cantidad de enfermedades relacionadas al sedentarismo.

No se debe olvidar que el ser humano es básicamente dinámico y que posee una gran cantidad de músculos y huesos con la finalidad de ser utilizados para tener posibilidades de movimiento enormes.

La vida sedentaria no es sino una forma de vida contra-natural, que inevitablemente origina fallos en el sistema a corto, mediano o largo plazo y en algunos casos hasta severos.

RECOMENDACIÓN: Busque actividades físicas que puedan producir en usted adaptabilidad (que sean acordes con sus capacidades de movimientos y sus limitaciones) y eficacia (que sean efectivas para usted en volumen=cantidad e intensidad=cantidad por volumen).

Lo mejor es dejarse guiar por un profesional de la educación física y saber la propuesta que tienen para cada necesidad.

La salud y el bienestar físico debe estar por encima de cuánto voy a rebajar o cómo me voy a ver.

Lee también

Comentarios