Lo más visto

Más de Mujer

¿En busca del kínder de tu hijo?

Para ayudarte en esta tarea un poco difícil hoy te presentamos algunas claves para que tengas en cuenta a la hora de seleccionar el kínder donde tu hijo se desarrollará en sus primeros años.
Enlace copiado
¿En busca del kínder de tu hijo?

¿En busca del kínder de tu hijo?

¿En busca del kínder de tu hijo?

¿En busca del kínder de tu hijo?

Enlace copiado
A la hora de pensar en un kínder para tu hijo, ten en cuenta que no se trata solo de encontrar un lugar donde dejarlo para que alguien lo cuide; debe ser mucho más, debe permitirle desarrollar todo su potencial porque, según estudios científicos, el cerebro alcanza el 80 por ciento de su desarrollo en los cuatro primeros años de vida.

Comienza por buscar un lugar especializado en educación y dirigido por profesionales.

A continuación algunas claves para que esta tarea te sea menos difícil a la hora de seleccionarlo.

Las referencias de conocidos y familiares pueden ser muy útiles.

Los jardines cercanos a la casa son de gran ayuda para ciertos padres y también vale la pena conocer qué se tiene a mano.

Visita unos tres o cuatro para que puedas comparar antes de escoger y preguntar todo lo que se te ocurre, entre más información tengas, mejor.

Escoje el que te genere confianza, un lugar en el que sientas tranquilidad al dejar a tu hijo.

Educación: los niños aprenden fundamentalmente jugando y los jardines en los que le dan al niño la oportunidad de hacerlo suelen ser muy útiles. Verifica que tengan un programa educativo y una pedagogía clara, y piense en el presente de tu hijo, no solo en que determinado kínder será definitivo para el ingreso al colegio. Si el niño se ha desarrollado integralmente y es feliz, seguramente accederá a un muy buen centro educativo.

Confirma si ofrecen servicios como transporte, actividades o talleres extra, y si a los padres le sirven o le interesan. Ten en cuenta que compartir la mesa como, por ejemplo, querer comer al mismo ritmo para estar con los otros. También ten en cuenta los horarios. Algunos son más flexibles y ayudan a los padres si se presenta alguna eventualidad, como llegar tarde o no tener quién cuide al niño a determinada hora.

Un aspecto que los padres también pueden tener en cuenta a la hora de elegirlo es qué tanto las instalaciones les permiten a los niños ejercitar su cuerpo.

Los niños, según los expertos, pueden hacer ejercicio desde el primer año de vida, por eso es importante encontrar un centro educativo que se lo fomente. Sus beneficios son enormes: mejora su desarrollo neuromotor, ayuda a su equilibrio y coordinación, fomenta su concentración, inculca disciplina, brinda seguridad e independencia, mejora el desarrollo muscular y óseo, permite controlar su peso y, por tanto, su nivel de grasa; es una estrategia de protección para lograr un adecuado crecimiento, ya que ayuda a que el niño tenga músculos y huesos más fuertes, disminuye las probabilidades de tener sobrepeso y cuando ya, a los 3 o 4 años, se comparte con pares, enseña a trabajar en equipo, a compartir con otros y, por supuesto, a divertirse.

Observa qué tanto se relacionan los profesores con los padres, si tu puedes llamar a averiguar, si del jardín le informan todo. Por lo general, los centros tienen agendas o cuadernos con los cuales se comunican diariamente con los padres.

Profesores: deben ser profesionales: sicólogos, educadores, terapeutas, fonoaudiólogos. No basta con que a alguien le gusten los niños.

Algo muy importante su infraestructura, tienes que ver si es cómoda, limpia, adaptada a la estatura y medidas de los niños, pero sobre todo, segura.

Tags:

  • jardin infantil
  • ninos
  • cuido
  • hijo
  • seleccionar
  • primeros anos

Lee también

Comentarios