¿Sexo, ya ni me acuerdo cuándo fue la última vez?

He escuchado tantas veces esta frase de las parejas que recibo en mi consultorio. Ambos expresan ya no recordarse cuándo fue la última vez que tuvieron intimidad sexual.
Enlace copiado
¿Sexo, ya ni me acuerdo cuándo fue la última vez?

¿Sexo, ya ni me acuerdo cuándo fue la última vez?

¿Sexo, ya ni me acuerdo cuándo fue la última vez?

¿Sexo, ya ni me acuerdo cuándo fue la última vez?

Enlace copiado
Parejas jóvenes, de mediana y avanzada edad, identifican que el sexo disminuye y en ocasiones se extingue al irse a vivir juntos. ¿Ustedes se preguntarán el por qué?, si ya tenemos todas las condiciones para fomentar nuestra vida sexual. La respuesta es: RESPONSABILIDADES COTIDIANAS que nos lleva a sentirnos cansados, estresados y con poca disposición a un aspecto tan importante que es el sexo en la pareja.Te invito a reflexionar, a través de este artículo, cómo te sientes en la intimidad sexual con tu pareja, ¿te es agradable y satisfactoria tu vida sexual?, ¿tienes sexo con la frecuencia que necesitas?, ¿te sientes deseado(a) y atraído(a) por tu pareja?, ¿es divertido y creativo el sexo?, ¿se toman el tiempo necesario para alcanzar la satisfacción mutua?, ¿se educan sexualmente?, ¿conversan sobre sexo?...Talvez a varias de las preguntas contestaste con un “no”. Frecuentemente las parejas que viven juntas tienen dificultades en el área sexual simplemente por el hecho de que no destinan tiempo para educarse, comunicarse y experimentar sexualmente. No son conscientes que esta área necesita cultivarse, sino se estimula, se marchita en monotonía, frustración y tedio.

Te invito a que recuerdes cómo era el sexo en la primera etapa de la relación: pensabas en tu pareja, en su cuerpo, en su olor, en sus caricias, fantaseabas en que la próxima relación sería todavía mejor, te preparabas físicamente para tener intimidad (perfume, depilación, baño, cremas, ropa atractiva, dientes limpios y más), emocionalmente dispuesto(a) y deseoso(a) de estar nuevamente en sus brazos e incluso preparabas el ambiente físico, algún bocadillo y sorbo, música para bailar, con algunas velas e incienso y pétalos de rosa para acariciar. Deseabas que ambos disfrutaran. Crecía la intimidad sexual y se fortalecía la conexión emocional.

Ahora que todas las noches pasan juntos, deja a un lado el cansancio, el estrés y empieza a reinventarte sexualmente, sorprende a tu pareja en el área sexual, hazlo sentir amado(a) y deseado(a). Edúcate sexualmente con libros y videos científicos sobre cómo es tu cuerpo y el de tu pareja, cuáles son las zonas erógenas (de placer) en cada uno de los sexos, deja florecer tu imaginación y hazle a tu amado(a) lo que te gustaría recibir. No esperes a que él/ella tome la iniciativa. ¡Hazlo TÚ ahora!, no pienses en ¿qué va a pensar?, que me volví loco(a), sino tu objetivo es que los dos se disfruten mutuamente y cuando te vuelvan a preguntar: ¿cuándo fue la última vez que tuviste sexo? tu respuesta sea HOY y SIEMPRE, pero depende de TI.

Tags:

  • sexo
  • pareja
  • relaciones
  • intimidad

Lee también

Comentarios

Newsletter