Francis Dalton Matheu fue llamado a la presencia del Señor

El sentido fallecimiento del reconocido empresario ocurrió en esta capital el pasado miércoles 17 de enero y recibió cristiana sepultura en el complejo funerario Montelena.
Enlace copiado
Francis Dalton Matheu fue llamado a la presencia del Señor

Francis Dalton Matheu fue llamado a la presencia del Señor

Enlace copiado

Don Francis, que entregó su alma al Creador a la edad de 90 años, confortado con los santos sacramentos de la Iglesia católica y rodeado del cariño y atenciones de sus familiares, nació el 17 de octubre de 1927 en la Ciudad de Guatemala, de donde eran originarios sus padres, Frank Agustín Dalton y Elisa Matheu de Dalton.

A los ocho años, junto con sus padres llegó a El Salvador para radicarse en este país. Aquí su padre fundó la empresa F. A. Dalton & Co, y luego de su fallecimiento don Francis tomó la riendas de esta a los 22 años de edad.

Sus hermanos son Jean, Marjorie y Roberto.

El recordado fallecido realizó estudios en el Externado de San José y luego, junto con su hermana Jean, viajó a Estados Unidos para realizar estudios en la Flintridge Academy, en Colorado.

Don Francis, que es recordado por sus hijos, Eva María, Mauricio, Carlos, Carolina, Raúl y Susan, como un ejemplo de padre, abuelo, bisabuelo y hermano y como un hombre visionario, humano y trabajador incansable, era el presidente y gerente general de F. A. DALTON & Co, empresa que convirtió en un referente líder en el mercado centroamericano de básculas y balanzas.

A esta empresa le dedicó su vida hasta el día de su partida.

Esta empresa, con más de ocho décadas de existencia, es representante de la marca METTLER TOLEDO, equipo de pesaje.

Según su hijo Raúl, quien dijo que recuerda a su padre como un hombre brillante, honesto y trabajador, don Francis siempre estuvo muy cercano a las personas que laboran en su empresa y siempre veló por su bienestar. Ellos lo reconocen como una persona guerrera, tenaz y trabajadora. También velo por los más desprotegidos.

El recordado empresario, que deja un gran legado a su familia, siempre procuró mantenerse al día con la tecnología y también pasaba su tiempo leyendo e investigando sobre los avances médicos y tecnológicos. Era aficionado a la música clásica, a las buenas películas y a la lectura. Don Francis descansa en paz en el campo santo del complejo funerario Montelena. Ahí fue despedido por los suyos y amigos.

Lee también

Comentarios

Newsletter