Lo más visto

¿Qué magistrados necesitamos en la Corte?

Plenamente conscientes de la transcendencia que tienen las próximas elecciones de magistrados de la Corte Suprema de Justicia, y entendiendo en su justa dimensión el rol que nos corresponde desempeñar, hemos elaborado un protocolo de selección que aplicaremos al interior de nuestra asociación, y que desde ya deseamos pueda ser replicado por las otras asociaciones de abogados que participan del proceso de selección que administra la FEDAES.
 
Enlace copiado
Enlace copiado
Hemos estructurado un protocolo que regula el proceso de postulación, cuya esencia radica en establecer un procedimiento claro y transparente, que favorezca la participación con equidad para todos los candidatos, pero que sobre todo establezca un alto perfil que procure la designación de los mejores candidatos, poniendo el listón muy alto.

El perfil del candidato a magistrado ha sido elaborado partiendo de los requisitos constitucionales y legales, pero dando contenido a las características requeridas de honorabilidad, competencia específica de conocimiento jurídico, basado en la formación académica y experiencia profesional para la materia o área de conocimiento de la Sala de la Corte a la cual aspira llegar, independencia partidaria, y elevado compromiso con el respeto a los derechos humanos y el Estado de derecho.

Es así que hemos identificado como perfil idóneo, el que además de los requisitos mínimos comprende: 1) sobresaliente formación académica, enfocada en el área de trabajo judicial que aspira; 2) destacada experiencia profesional o docente, relativa al trabajo judicial que se propone desempeñar, de al menos diez años previos de ejercicio; 3) experiencia o formación en gestión pública para un buen gobierno judicial y la adecuada administración de los recursos; 4) demostrar compromiso con la vigencia del Estado de derecho y el respeto de los derechos humanos; y 5) gozar del reconocimiento profesional de sus pares, por su idoneidad para el cargo.

Entre la documentación a exigirse a los interesados está: hoja de vida actualizada; copia de títulos académicos y otras credenciales; declaración jurada de no estar incluido en las prohibiciones legales para el cargo; declaración jurada de no haber sido sancionado por ningún delito, ni ser parte actual de procesos penales, o por procesos de enriquecimiento ilícito, ni por faltas a la ética y acceso a la información pública en los últimos cinco años; no tener sanciones por infracciones a las normas sobre niñez y adolescencia, discriminación y violencia contra las mujeres, ni por faltar a obligaciones alimenticias; no tener sanciones por faltas profesionales o del ejercicio judicial en los últimos diez años; constancia de no afiliación política; finiquito extendido por la Corte de Cuentas de la República o constancia de no haber estado sujeto a un juicio de cuentas, con sentencia condenatoria; solvencia tributaria y municipal; y declaración jurada de intereses, que refleje sus relaciones empresariales, gremiales y asociativas.

Queremos incorporar los filtros necesarios para que a las elecciones que convoque la FEDAES lleguen las mejores propuestas, filtros que confiamos se trasladen a las demás asociaciones postulantes, a la misma FEDAES, al CNJ y a la Asamblea Legislativa, exigiendo que se incorporen en sus reglamentos respectivos, permitiendo el escrutinio y participación ciudadana.

Lo que está en juego para las próximas elecciones de magistrados a la Corte Suprema de Justicia es crucial, ya que de cinco magistrados salientes, cuatro ocuparán las vacantes de la Sala de lo Constitucional, institución fundamental para la conservación de nuestro Estado de derecho, el respeto a la independencia de poderes, y el mantenimiento de los frenos y contrapesos propios de una democracia.

Tal propósito nos exige trabajar intensamente para lograr que sean escogidos los mejores abogados, intachables, reconocidos por su integridad, y excelente trayectoria académica y profesional. Nosotros nos tomamos en serio el rol constitucional que tenemos en estas elecciones; esperamos que las otras asociaciones de abogados también.
 

Lee también

Comentarios