101 años de experiencia ininterrumpida hacen que LA PRENSA GRÁFICA esté hoy más que nunca a la vanguardia en el esfuerzo por un país mejor

LA PRENSA GRÁFICA ha ingresado en su segunda centuria con el vigor y el empeño de una voluntad que se ha mantenido firme frente a todas las adversidades y entre todos los peligros. Esta es hora de apostarle, con redoblada energía y renovado compromiso, a ese país mejor que los salvadoreños merecemos y demandamos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Este día, 10 de mayo, LA PRENSA GRÁFICA cumple 101 años de haber salido por primera vez a la luz pública para ejercer una labor de información veraz y promover el ejercicio de la opinión responsable. Fue allá, en las lejanías de 1915, cuando la visión y el empeño de su fundador, don José Dutriz, hicieron posible emprender esa misión que se ha venido desenvolviendo en el tiempo, de la mano de valores como la verdad, la independencia y la servicialidad. En el hilo de esta dinámica tan ejemplarizante la coherencia sostenida es la base de la supervivencia saludable, y al respecto hay que valorar en todo lo que tiene de constructivo la fidelidad con la que sus sucesores han mantenido y mantienen viva y creciente la siembra originaria del fundador.

En estos 101 años nuestra sociedad ha vivido incontables pruebas históricas, pues si algo ha caracterizado a la contemporaneidad en el país y en el mundo es la creciente aceleración con que las realidades van mutando en todas partes. Y un medio de comunicación como LA PRENSA GRÁFICA, que tiene como norma de vida el estar siempre en sintonía con el cambio de los tiempos, debe estar dispuesto en todo momento a ponerse al ritmo de dicho cambio para poder anticiparse a lo que viene de manera proactiva. El desarrollo tecnológico de las comunicaciones constituye de seguro la mejor muestra de lo que acaba de afirmarse, y no es un hecho casual que el periódico multiplique constantemente sus opciones informativas y sus estímulos de opinión al servicio de nuevas maneras de estar al día y de anticiparse cotidianamente a lo que vendrá.

Tenemos plena conciencia de que el ingreso en esta segunda centuria es una vibrante invitación a perseverar creciendo con fe y con entusiasmo. En el ambiente hay grandes desafíos y persistentes amenazas, que exigen mantener activa la guardia para preservar el ejercicio real y seguro del régimen de libertades que constituye el tejido de sostén de nuestra democracia en dificultoso crecimiento. Entre esas libertades, la libertad de expresión y la libertad de prensan están en primera fila. A lo largo del tiempo, LA PRENSA GRÁFICA ha sido bastión inquebrantable de la defensa de las libertades, y muy en particular de las de expresión y de prensa. Seguimos siéndolo con convicción inequívoca e insobornable, y así nos mantendremos en toda circunstancia, cualesquiera fueren los riesgos que se presenten.

El Salvador merece un presente de realizaciones que auguren mejoramientos progresivos de cara al futuro. Eso sólo podrá lograrse si las fuerzas y las entidades comprometidas con la libertad cumplen su rol sin reservas ni vacilaciones. Esta es una hora clave para determinar lo que vendrá, en un tiempo y en un mundo poblados de incertidumbres. Todos, en nuestro respectivo campo, tenemos que asumir a cabalidad la responsabilidad que nos corresponde, porque sólo la suma de las responsabilidades bien cumplidas puede darnos verdaderas credenciales de estabilidad y de progreso.

LA PRENSA GRÁFICA ha ingresado en su segunda centuria con el vigor y el empeño de una voluntad que se ha mantenido firme frente a todas las adversidades y entre todos los peligros. Esta es hora de apostarle, con redoblada energía y renovado compromiso, a ese país mejor que los salvadoreños merecemos y demandamos.

Tags:

  • la prensa grafica
  • 101 años
  • democracia
  • libertad
  • expresión

Lee también

Comentarios

Newsletter