Lo más visto

Más de Opinión

11.9 un día que cambió el mundo

“La masacre del 11.9 como se le conoce marcó un punto de inflexión en el terrorismo, nunca se había atacado al imperio (EUA) en su suelo, derribando uno de sus íconos, atacando a la capital financiera (NYC) política y militar (DC). Eso marcó un antes y un después”.
Enlace copiado
11.9 un día que cambió el mundo

11.9 un día que cambió el mundo

11.9 un día que cambió el mundo

11.9 un día que cambió el mundo

Enlace copiado
Cerca de las 7:00 a. m. del 11 de septiembre de 2001, en casa como en cualquier otra, se iniciaba el ajetreo normal del inicio del día. Rafael Jr., nuestro hijo, trabajaba en Nueva York con Citigroup, su dirección de trabajo entonces era 8 World Trade Center, una de las más emblemáticas del mundo... unos minutos antes de las 7:00 a. m. hora El Salvador. 9:00 ET en EUA, recibimos una llamada de Rafa desde NY... “No se preocupen por mí, estoy bien”, lo que te lleva inmediatamente el corazón a la garganta... nos dijo que aparentemente una avioneta había chocado con una de las torres, que había fuego en los pisos superiores de la torre y era impresionante ver muchas personas lanzándose al espacio desde las ventanas de los edificios en llamas en desesperación, decidiendo morir así que achicharrados o ahogados por el humo, lo que más me ha impresionado en la vida, dijo, esas imágenes son de lo más impactante de 11.9, encendimos CNN y vimos en directo, se lanzaban como en clavados o diferentes posiciones al vacío desde pisos muy altos dejando historia en su caída.

Mientras hablábamos sonó una gran explosión y nos dijo: ¡¡Me voy, nos están evacuando!!... Nosotros como el mundo vimos al segundo avión atravesar la otra torre... el horror y nuestro temor de que seguirá una bomba nuclear se hicieron presentes con fuerza. ¡¡¡Corré, hijo, es un ataque terrorista, un avión le dio a la otra torre!!!... Perdimos contacto por varias horas.

Minutos después vimos cómo una de las torres gemelas se derramó encima del edificio World Trade Center 8, cubriendo los primeros 4 o 5 pisos con llamas, combustible de avión ardiendo, lo que eventualmente provocó también el colapso de ese edificio pequeño, después nos enteramos que Rafael Jr. salió unos 6 minutos antes, en las gradas desde el piso 43, los jóvenes (tenía 26 años entonces) ayudaban a bajar a los mayores o a quienes habían perdido el control o se encontraban mal... al llegar a la calle encontró un cuadro dantesco, pedazos de gente, algunos que se destriparon como melones al caer desde más de cien pisos, desechos de edificios, partes de turbina y alas de avión, pánico y mucho polvo, algunos regresaron a traer algo olvidado... sucumbieron con el edificio.

Comenzaron a entrar llamadas, la primera fue de mi compadre el general Bogaard que trabajaba en el Pentágono, para ofrecer refugio a Rafael Jr. y a Gabriela, mi hija menor, que estudiaba en American University en DC... Hablando estábamos cuando se escuchó una explosión... y me dice: “We've been hit”, un tercer avión impactó el Pentágono, veíamos todo en CNN... incertidumbre total... entraban llamadas de todos lados, yo me subí en una bicicleta estacionaria y pedaleé por horas hasta que supimos de Rafael Jr. a salvo en casa de su novia Gaby y de Gabriela, que en el DC universitario no fue tan dramático, seguimos esperando como todo el mundo a qué más sucedería, después se supo del cuarto avión que cayó en un lugar rural, sabiéndose después que los heroicos pasajeros sometieron a los terroristas y se estrellaron sacrificando sus vidas, se despidieron por teléfono de sus seres queridos.

Las semanas posteriores en Nueva York fueron muy sombrías, vivieron entre el luto, la incertidumbre, el dolor y la aplastante sensación de que las cosas habían cambiado para siempre.

Quince años después, el trauma es aún grande en la ciudad, se levantó y hoy el edificio más grande del mundo se erige allí como memorial, el sentimiento general es de duelo y dolor, en el mundo vivimos masacres cada unos cuantos meses, Charlie Hebdo, otra en París, la locura de Niza, las masacres colegiales y en discotecas, un fanático se arma y mata por gusto a inocentes.

El mundo cambió.

Tags:

  • terrorismo
  • nueva york
  • atentados
  • torres gemelas

Lee también

Comentarios