Lo más visto

Más de Opinión

2018, oportunidad para cambiar y mirar hacia adelante

Cada año nuevo nos brinda la oportunidad de comenzar a escribir una nueva página en nuestra vida: ser mejores padres, esposos, amigos y personas, además de hacernos el propósito de luchar con alegría y optimismo. Este principio nos llama a transformarnos por dentro, en nuestra mente y nuestro corazón, para tener la fortaleza de cambiar las cosas que están mal en nuestro entorno.

Enlace copiado
2018, oportunidad para cambiar y mirar hacia adelante

2018, oportunidad para cambiar y mirar hacia adelante

Enlace copiado

Cuando tomamos la determinación con mi esposa, Andrea, de servir a todos los salvadoreños, lo hicimos porque amamos y creemos en El Salvador y porque lo que nos motiva es dejar un mejor país para nuestros hijos y los hijos de todos los salvadoreños.

Creemos que todas las cosas en la vida pueden usarse para hacer el bien o para hacer el mal y que esa gran diferencia depende de nosotros. Así como hay una mala forma de utilizar la política que tanto daño nos ha causado, también existe una buena forma de hacerlo, que en el pasado ha transformado para bien el mundo, como lo hizo Nelson Mandela, para terminar con el Apartheid en Sudáfrica, o Mahatma Gandhi con su revolución pacífica en la India, ambos líderes históricos que admiro mucho.

Nosotros estamos en este esfuerzo para servirle al país, porque creemos que los grandes desafíos que necesitamos resolver los salvadoreños en nuestra economía, educación, salud y seguridad, comienzan porque hagamos realidad un cambio importante en la manera de hacer política.

Hemos recorrido todo El Salvador, y después de haber escuchado a miles de salvadoreños de diferentes ocupaciones y edades, a lo largo y ancho de nuestro territorio, todos sin excepción, independientemente de colores partidarios, nos han dicho: Queremos vivir con seguridad, armonía y respeto; queremos un país donde cada día tengamos menos pobreza, y construyamos una clase media pujante, con oportunidades de trabajar, de emprender un negocio, progresar y generar empleos; necesitamos una educación de calidad y servicios de salud oportunos; queremos un país verde, con un medio ambiente que nos garantice calidad de vida. Queremos que El Salvador sea una tierra de esperanza donde todos los salvadoreños podamos hacer realidad nuestros sueños de vida.

Nuestro objetivo en el 2018 es unir a esta inmensa mayoría de salvadoreños con esta Nueva Visión de País que nos permita no solo soñar sino caminar juntos para tener un futuro completamente diferente a lo que estamos sufriendo.

Esta no es una misión sencilla. Salir de la gravísima situación en la que estamos y comenzar a construir una nueva sociedad donde vivamos en armonía, respetándonos unos a otros, con un plan que nos permita realmente avanzar, requiere de una nueva era de Acuerdos de Nación, que dan continuidad a nuestros Acuerdos de Paz, con grandes consensos que respondan a las necesidades de los ciudadanos y nos permitan construir un futuro que tiene en su base la unidad de la nación.

Ahora, con el avance de la tecnología, tenemos la oportunidad de unirnos aprovechando las redes sociales, que lejos de servir para aislarnos en nuestra verdad con quienes piensan igual que nosotros o atacar a nuestros adversarios, deben servirnos para debatir con tolerancia y altura cívica las ideas que nos permitirán llegar a amplios consensos. Utilizar las redes sociales para el bien común debería ser uno de los grandes acuerdos de nación, para el fortalecimiento de nuestra democracia, diversidad, y la construcción de una nueva sociedad basada en el conocimiento y el respeto.

Nuestro compromiso será liderar con el ejemplo, para ser un puente entre ideologías, un puente entre generaciones y un puente entre salvadoreños históricamente enfrentados, dedicándonos al servicio de todos los ciudadanos.

Una de mis obras favoritas es el Quijote de la Mancha que dentro de sus páginas tiene una reflexión que describe muy bien el ideal que nos impulsa:

“La Libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres nos dieron los cielos, con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar; por la Libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida” (Miguel de Cervantes).

Los invito, hermanos salvadoreños, a que luchemos por la Libertad, la Libertad que deben tener nuestros jóvenes de vivir en paz, sin ser blanco de la delincuencia, a luchar por la Libertad que nos desate del yugo del desempleo y la pobreza, a luchar por la Libertad de progresar, encontrar la felicidad y juntos comencemos una Nueva Era en esta tierra bendita de El Salvador del Mundo.

Que Dios nos bendiga en 2018.

Lee también

Comentarios