90 años de feliz existencia

Dando infinitas gracias a Dios por el legado a la dignidad y honra de un gran padre de familia, un ilustre mentor y por supuesto un siervo de Dios y cordial amigo. Llegó en los albores de su juventud a cumplir su noble ministerio, como maestro y educador, entregado a ejercer su misión con vocación paterna dejando huellas de su sabiduría en la mente y corazones de quienes tuvimos el honor de recibir educación y consejos de él, cuando fuimos internos en nuestra bien amada y recordada “Casa Nacional del Niño” Barrio San Jacinto de San Salvador.
Enlace copiado
Enlace copiado
Sirvan mis conceptos como un farol de luz que en el trajinar de nuestras vidas iluminó los senderos por los cuales nos guio nuestro insigne maestro.

Felicidades, apreciable y estimado profesor Óscar René Fernández, mi reconocimiento humilde y fraterno en esa efemérides, unido en comunión con sus amadísimos hijos e hijas y el entorno de sus familiares, que Nuestro Padre Dios le depare más años a su feliz existencia y por supuesto Santas Bendiciones.
 

Tags:

  • Dios
  • dignidad
  • San Jacinto
  • padre de familia

Lee también

Comentarios

Newsletter