Lo más visto

Más de Opinión

A 30 años del derrumbe del Muro de Berlín y el socialismo real en Europa

Enlace copiado
M. Sc. Rufino Antonio Quezada Sánchez

M. Sc. Rufino Antonio Quezada Sánchez

Enlace copiado

Luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial en 1945, Alemania quedó dividida en la República Democrática Alemana (RDA) controlada por los soviéticos y la República Federal de Alemania (RFA) controlada por los estadounidenses y aliados, en este marco fue construido en 1961 por la Unión Soviética y comunistas de la RDA el Muro de Berlín, llamado "el Muro de la Vergüenza" por los alemanes, que significó el símbolo de la Guerra Fría. Entre 1961 y 1989 más de 5,000 personas trataron de cruzar el muro, 3,000 fueron detenidas, aproximadamente 100 personas murieron en el intento, la última el 5 de febrero de 1989: Chris Gueffroy, un joven de 20 años. El muro fue derribado por los ciudadanos alemanes el 9 de noviembre de 1989.

Así también después de la Segunda Guerra Mundial, Europa quedó separada en el bloque comunista-socialista influenciado por la URSS y el bloque capitalista de democracias liberales influenciado por los Estados Unidos. Los regímenes autoritarios de la URSS y sus países satélites presentaban las siguientes características: partido único (el Partido Comunista), culto a la personalidad del líder, Estado policial y militar, ausencia de libertad de expresión, economía planificada, control soviético de política exterior y defensa (el Pacto de Varsovia), la estatización de la economía, corrupción de los líderes (nomenclatura comunista), la ideologización de la sociedad y eliminación de la democracia y libertades civiles; todo esto trajo como consecuencia: una profunda crisis económica, escasez de alimentos y medicina, desempleo, deficientes servicios públicos, excesiva burocratización, exagerados gastos militares, pena de muerte, presos políticos y campos de concentración, los pueblos sometidos a estas condiciones no soportaron más y fueron los que se encargaron de derrocar estos sistemas políticos.

Especial mención merece Mijaíl Gorbachov quien desde que asumió la dirección del Estado soviético en 1985 había iniciado reformas para transformar y modernizar la economía, la vida social, política y cultural, conocidas como la Perestroika (Reestructuración) y la Glasnost (Apertura y Transparencia), factores que contribuyeron para la destrucción del socialismo real. Pero obviamente hay que resaltar que el socialismo sucumbió por sus propios problemas internos y no por fuerzas externas, la caída del Muro de Berlín fue solo un momento emblemático, a partir de 1989 a 1991 el poder comunista se derrumbó en la URSS, Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumania, Bulgaria y la RDA, le siguieron Yugoslavia y Albania. Luego la RDA logra su unificación con la Alemania Federal; en Yugoslavia estallaría una guerra civil.

En una oportunidad se le preguntó a Alexander Yakovlev, consejero de Mijaíl Gorbachov: ¿En definitiva, por qué fracasó el comunismo? Respondió: "Porque No se adaptaba a la Naturaleza Humana". Evidentemente la libertad personal, derechos humanos y la democracia son valores de la naturaleza humana y el comunismo los aniquila y convierte a las personas en simples objetos de manipulación. El experimento socialista en la URSS y Europa fue un desastre histórico, y es equivalente al fracaso del comunismo y la teoría marxista, que hay que retomar como una experiencia que no se debe repetir, sin embargo los partidos de la izquierda latinoamericana siguen empecinados por instaurar el socialismo del siglo XXI, que ha demostrado su decadencia en Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua, en El Salvador el partido FMLN todavía mantiene en sus estatutos que su lucha es por construir el socialismo en nuestro país.

Tags:

  • Segunda Guerra Mundial
  • Alemania
  • Muro de Berlín
  • regímenes
  • Gorbachov
  • socialismo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines