Lo más visto

A los nuevos diputados: ¡Hagan historia!

Cada uno de ustedes probablemente tiene promesas por cumplir a sus electores y esto es correcto, es el propósito por el cual elegimos por rostro y por departamento, para establecer ese vínculo y propiciar el bien común hacia sus coterráneos.
Enlace copiado
Patricia Lazo de Parras

Patricia Lazo de Parras

Enlace copiado

Sin embargo, hay prioridades de país que están por encima de estos compromisos y para ello se requiere de alianzas interpartidarias sobre los grandes temas que nos preocupan como salvadoreños. Permítanme sugerir como prioridad, los temas de país donde los ciudadanos deseamos las mejores soluciones:

Elección de magistrados para la Sala de lo Constitucional. Por la independencia de los tres poderes del Estado, por amor a El Salvador, por la responsabilidad puesta por el pueblo sobre sus hombros, porque no hay margen de error, porque tendrán nuestros ojos sobre ustedes, elijan personas honorables, idóneas, cuyos récords académicos y de experiencia sean robustos e intachables, que sean independientes de afiliaciones partidarias, que su vida personal refleje su ética de trabajo, esto debe ser manifiesto por carecer de infracciones de ley. Sí, el estándar es alto debido a que los miembros de la actual Sala establecieron este estándar. Por lo que, para ustedes como congresistas, la tarea consiste en elegir magistrados con un perfil que satisfaga las expectativas ciudadanas o mejor aún, que las supere.

En infraestructura, el puerto de La Unión. Por el empleo en la zona oriental. Al contemplar el puerto provoca tanta tristeza y duele el corazón ver esto que puede ser un polo de desarrollo para todo el oriente del país ¡literalmente, desperdiciándose! Es sencillo lo que hay que hacer, modificar la ley con un marco legal e institucional moderno y competitivo. Incluir en la concesión el puerto de Acajutla para que sea atractivo a operadores de clase mundial que los administre como puertos de última generación. El objetivo de dar en concesión el puerto de La Unión es que lo administre un operador que ofrezca las mejores tarifas y las mejores condiciones de competencia, que otorgue la mayor competitividad para que sea sostenible y propicie el potencial de desarrollo y crecimiento al país. Miles de personas en la zona oriental se han privado de tener fuentes permanentes de empleo y nuevos emprendimientos en los últimos 10 años. Dar vida al puerto de La Unión traerá empleo y crecimiento.

Seguridad. Las medidas extraordinarias de combate al crimen no serán prorrogadas. Por lo que El Salvador requiere de un marco legal que propicie instituciones fuertes que controlen el crimen de forma efectiva, respetando la legalidad y evitando que haya impunidad, sin olvidar las víctimas. Se requiere de un plan integral de seguridad ciudadana que incluya el control del crimen, la prevención, la rehabilitación y la reinserción.

Educación. ¿Y la atención educativa en la primera infancia? Nuestro sistema educativo no contempla esta atención como si los niños empezaran a existir a los 7 años. El repertorio humano de habilidades va mucho más allá de los conocimientos escolares básicos (lectura, escritura y aritmética), las capacidades como la percepción social son talentos que una educación en la primera infancia puede alimentar y preparar el inicio de las habilidades para la vida. El influyente libro Frames of Mind, de Howard Gardner, psicólogo de la facultad de ciencias de la educación de Harvard, habla de veinte variedades de inteligencias, donde se desarrolla el liderazgo, la capacidad de cultivar relaciones, mantener amistades, resolver conflictos, que son las que se deben estimular en la primera infancia. Se requiere que exista una estructura educativa que atienda a los niños de cero a seis años para que luego se incorporen al sistema educativo existente, el cual hoy día presenta enormes retos. Hablamos mucho de educación, y debemos estar conscientes de que solo hablar de incrementar el porcentaje destinado en el presupuesto no es suficiente. La Reforma educativa debe plantearse desde una visión de país compartida, que nos lleve a cuál será nuestra apuesta productiva como nación para competir en el concierto global y en esta base encontraremos la respuesta a cuál será la educación que debemos dar a nuestros niños para que estos respondan a los retos laborales de los próximos 10 o 20 años. Por ello el primer día para iniciar a construir el futuro de nuestra niñez es hoy.

Lee también

Comentarios